miércoles, 8 de enero de 2014

LA DESCUARTIZADORA DEL PORTILLO (Leyenda urbana)


fue en mayo de 1975 (pocos meses antes de que muriera el innombrable), así que, echando ahora cuentas, yo tenía entonces 9 años... pero recuerdo perfectamente el shock que me produjo, a mí y al resto de la ciudad, y cómo aquella macabra historia se convirtió inmediatamente en leyenda urbana... Covadonga Sobrino: la descuartizadora del Portillo... todavía sigue en pie, al borde de la carretera y cerrada desde entonces, la casa donde todo ocurrió, un bar de picoteo y alterne llamado ¡Ay!, en la salida de León hacia Valladolid... cuántas veces les oí contar a mis padres, al pasar frente a ella en coche, aquella terrible historia... un crimen pasional, un hombre violento, una mujer maltratada, una discusión y varios hachazos, un paisano que buscando en el bosque caracoles encuentra las piernas del cadáver y otro que días después descubre uno de los dos brazos (del otro, dicen que tatuado, nunca se supo), el torso y la cabeza (que según la prensa, le trajo uno de sus perros en la boca)... y a partir de ahí, al identificar la policía a la víctima (parece ser que por la hebilla del cinturón), Carlos Fernández Guisuraga, la reconstrucción de los hechos: el crimen en el mesón por la noche, el descuartizamiento en la cocina y la dispersión posterior de los restos... y la leyenda urbana añadida: que la asesina había dado de tapa a los parroquianos del bar carne de la víctima cocinada (dicen que del brazo tatuado)... todo lo cual se me quedó grabado en la memoria a fuego, y aún hoy, 38 años después, me estremezco cada vez que subo la cuesta del Portillo y veo, medio derruida y devorada por la maleza, esa casona abandonada, terror de mi infancia, abono para mis pesadillas...


Vicente Muñoz Álvarez

4 comentarios:

  1. Hola, sería tan amable de decirme si esa casa o edificio de ese bar-restaurante sigue en pie o si ha sido demolida. Tengo curiosidad sobre el lugar y buscando por Google Streetview no consigo dar con el lugar exacto o cómo poder verlo. Si es tan amable y puede darme indicaciones del lugar exacto se lo agradezco. Saludos y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. yo creo que sí... aunque hace tiempo que no paso por ahí y no estoy seguro...

    subiendo el Portillo, desde León hacia Valladolid, a mitad de la cuesta a mano izquierda, allí estaba, aunque no sé si seguirá en pie...

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias por la información, me ha servido mucho para acotar el campo de búsqueda y por fin o por casualidad he dado con el lugar y ese edificio. Estaba muy perdido por las nacionales N-120, 630, 601… en ambas direcciones y es que el término de El Portillo en Google NO aparece, te lleva a la jungla de León de Nicaragua!!! El Portillo será el cómo se conoce el lugar o zona o lugar conocido por los lugareños de Léon pues la casa parece estar en el término de Valdefresno. He estado curioseando y mirando el lugar “virtualmente” hablando y su aspecto de abandono y tapiado le da un aspecto algo tétrico y más para los conocedores de los hechos acontecidos en su interior. Pero he estado comparando con esa única foto que hay disponible de la época de los sucesos y parece que ha sido modificado algo. Por el lado derecho de la planta baja, en ese flanco donde había una puerta lateral, parece que se construyó como una especia de saliente o anexo pequeño, y las persianas de la planta superior se ven algo nuevas o recientes, juraría que no son las originales de aquel 1975. Puede que el lugar estuviera abierto o en uso o renovado o mantenido por sus propietarios en algún momento después del suceso o cierre. No sé. Una vez más gracias por la ayuda. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. de nada... y sí, pertenece al término municipal de Valdefresno, donde viví...

    Gabriel Oca Fidalgo ubica una buena parte de su libro Una novela quinqui en esa casa, por cierto... te la recomiendo: http://www.edicioneslupercalia.com/colecci%C3%B3n-compacta/#cc-m-product-8009706186

    ResponderEliminar