domingo, 9 de diciembre de 2012

MANCHAS DE SANGRE EN UN COCHE NUEVO


Otra de las perlas ocultas del fantaterror español, inquietante y morbosa e injustamente olvidada, Manchas de sangre en un coche nuevo (1975), de Antonio Mercero (que ya había rodado por aquel entonces otra magnífica incursión en el género titulada La cabina), sigue vigente en su planteamiento a día de hoy y nos regala abundantes dosis de hemoglobina y espanto.

Un acaudalado empresario (José Luis López Vázquez) y su flamante coche nuevo, un trágico accidente en la carretera, una mujer caprichosa y autoritaria (Lucía Bosé) y una amante melosa y dispuesta (May Heatherly), son los pilares sobre los que Mercero erige este asfixiante thriller psicológico, cargado de simbolismo y  denuncia social, que para mí figura entre lo mejor de su filmografía.

Las interpretaciones de José Luis López Vázquez y Lucía Bosé son para quitarse el sombrero, el retrato de la España autoritaria y machista de aquel tiempo, paradigmático y clarividente, y la banda sonora de Teddy Bautista, la guinda añadida al pastel.

Una desasosegante metáfora sobre el remordimiento y la culpa que, como los vinos de las cepas más viejas, ha mejorado con el paso del tiempo y que bajo ningún concepto debería faltar en vuestra videoteca.

Felices pesadillas.

v

No hay comentarios:

Publicar un comentario