jueves, 28 de mayo de 2015

NOMBRANDO EL PORVENIR: Jornada 1ª.


Jueves 28 Mayo, 21 horas 
“LAS ESTRELLAS PARA QUIEN LAS TRABAJA”
JUAN CARLOS MESTRE + CUCO PÉREZ
Presenta: Víctor M. Díez.
Antesala del salón de actos del Musac.

Recital de poemas de Juan Carlos Mestre, acompañado al acordeón por Cuco Pérez.
Dirección: Miguel A. Varela.

Poeta y artista visual, Juan Carlos Mestre (Villafranca del Bierzo, León, 1957) es autor de varios libros de poesía y ensayo, como La visita de Safo y otros poemas para despedir a Lennon, Antífona del Otoño en el Valle del Bierzo (Premio Adonáis, 1985), La poesía ha caído en desgracia (Premio Jaime Gil de Biedma, 1992) o La tumba de Keats (Premio Jaén de Poesía, 1999). Con La casa roja obtuvo el Premio Nacional de Poesía 2009, y por La bicicleta del panadero recibió el Premio de la Crítica 2012. 

Ha realizado lecturas y performances en numerosos festivales internacionales. También ha hecho grabaciones discográficas con músicos como Amancio Prada, Luis Delgado o Hugo Westerdhal. En el ámbito de las artes plásticas ha expuesto su obra gráfica y pictórica en galerías de España, Europa, EE.UU. y Latinoamérica, y también ha recibido algunos premios. 

Cuco Pérez (Segovia, 1959) se inició en el mundo musical con el acordeón, instrumento del que es autodidacta. Ha formado parte de grupos emblemáticos como Radio Tarifa y Celtas Cortos y ha trabajado de forma habitual con artistas como Amancio Prada, Dulce Pontes, Duncan Dhu, Carlos Cano, Estrella Morente y un largo etcétera. Directores de cine como Cuerda, Amenábar, Armiñán o Berlanga han requerido sus servicios como músico.



NOMBRANDO EL PORVENIR: Encrucijada de poetas.


El Musac vuelve a conjurar el futuro con ‘Encrucijada de poetas’

Mestre, Gamoneda y Olvido García Valdés protagonizan la segunda edición del ciclo

Cristina Fanjul | Diario de León 23/05/2015


El Musac acoge la próxima semana la segunda edición del ciclo de poesía contemporánea Nombrando el porvenir/Encrucijada de poetas, que convertirá el museo durante cuatro días en un abanico de perspectivas en torno a las diferentes tendencias y prácticas de exposición poética en el presente, a través de recitales, lecturas de poesía y puestas en escena poéticas de amplio espectro.

Comisariada por los poetas leoneses Eloísa Otero, Vicente Muñoz y Víctor M. Díez, la muestra busca aportar la especificidad del hecho poético: sus variadas tendencias y sus múltiples formas expositivas y de conexión con la ciudadanía. Ya desde su título, Nombrando el porvenir (tomado en préstamo del título de un poemario de Miguel Suárez), se propone un trasfondo temporal que cuestiona conceptos como lenguaje, realidad y presente. Con la participación de poetas, músicos, actores y artistas plásticos, el programa apuesta por la puesta en escena y busca indagar en una tradición imaginaria común.

Las actividades comienzan el jueves 28 de mayo con Las estrellas para quien las trabaja, un recital de poemas de Juan Carlos Mestre, acompañado al acordeón por Cuco Pérez. El viernes 29 de mayo la jornada se iniciará con una lectura a cargo de la poeta y pensadora Olvido García Valdés. A las 20.00 se homenajeará, con la heterodoxia que merece, a Leopoldo María Panero con El del medio de los Panero, de Gsús Bonilla. Para cerrar la tarde, Velpister Peter Jensen ofrecerá sus originales ‘musicoplastidramas’, una propuesta de música en directo, declamación de textos, vídeo-proyección y escenografía.

El sábado continúa el programa con Aborígenes, un recital a cargo de Silvia Abad Montoliú, Ester Folgueral, Carlos Huerta y Luis Carnicero. La cantante Cova Villegas y el dúo Delta Galgos ofrecen una propuesta musicalizada del Blues castellano de Antonio Gamoneda; y también tendrá lugar una lectura-homenaje a las poetas rusas Anna Ajmátova y Marina Tsvietáieva en las voces de Olvido García Valdés, Marifé Santiago Bolaños y Monika Zgustova, acompañadas por la pianista Irina Bachelis. El domingo 31 de mayo cerrará el ciclo Hotel Las Vegas, una puesta en escena de los poetas beat por parte de Acéfalo Narciso y Teatro El Mayal.



miércoles, 27 de mayo de 2015

ENA (Vida)


una herida dentro
que se está curando

un gusano dentro
que se está escondiendo

una lacra dentro
que se está borrando

y una luz por dentro
que se está encendiendo

vuelvo
de tu mano
al hogar


Vicente Muñoz Álvarez

martes, 26 de mayo de 2015

DÍAS DE HÚMEDO (en el País de Yann)


si digo que todo es raro
últimamente en mi vida
es porque lo es

como una metáfora
de no sé muy bien qué

llena de surrealismo
y cosas extrañas

es

y estos días
que corren como
sombras feroces
por las colinas


Vicente Muñoz Álvarez


REGRESIONES: MERRY PRANKSTERS (15): Juancho López.


JUANCHO LÓPEZ

(Shake Some Action, mi banda sonora en los 80´)


Los 80´s, sé que están perdidos en algún lugar en mi cabeza…. los años locos, los tiempos del deprisa deprisa, los años dorados, o no? Yo solo era un teenager ávido de cultivar el virus que me había infectado: ROCK & ROLL se llamaba. Mi ciudad era un hervidero de locura y diversión, más de 10 bares donde podíamos campar cada noche a nuestras anchas dejándonos llevar por el rock & roll y el desenfreno. Todo era desmedido… y llegaron las drogas… fuimos saltando de una a otra sin tan siquiera pararnos a mirar atrás, y todo siempre muy aderezado con mucho alcohol. Y más volumen, todo a tope… a punto de estallar.

Los 80´s, donde estaba la acción… un concierto en La Mandrágora de Nacha Pop, La Mode o los Fleshtones, o en La Tropicana 091, Ilegales, Los Cardiacos o Paul Collins (quién me iba a decir entonces todo lo que vendría después…). Vimos nacer a Los Flechazos. Debut de The Salamanders en Luanco en Junio del 89, cuántas horas en el local de ensayo gozando nota a nota. Y todos esos bares para divertirnos y exprimir la noche: Berlín, Heste, Platón, KGB, Lisboa, Tijuana, Century… y daba igual qué día fuera, todos los días eran Sábado. Qué suerte poder vivirlo!

Los 80´s, qué disfrute de medios! Vaya Radio, cuántas noches pegado al transistor escuchando el Diario Pop y Ensalada, y vaya TV, qué disfrute con Caja de Ritmos, La Bola de Cristal… y para mí esos inolvidables especiales en Metrópolis de 10 años de Punk, que me descubrieron a un montón de grupos y marcaron mi vida.Yo aporté mi pequeño granito: el fanzine Caray!, saqué 4 números y yo tenía 16… un teenager con inquietudes!

Los 80´s marcaron mi vida y definieron mi forma de ser y mis principios. Lo que yo viví solo lo sé yo y siempre me acompañará. Todo era más divertido y más ingenuo, muy muy loco. Amor-desamor, sexo chungo, un polvo en el parque o en un portal… Jumping from love to love (Dr Feelgood sonando de fondo). Tengo todo mezclado en mi cabeza como si fuera una batidora que va a mil por hora con un disco de los Flamin Groovies sonando muy alto de fondo.

Los 80´s, década de aprendizaje, escuela de la vida… de lo que luego desarrollé a lo bestia en los 90´s y en los 2000… de la vida de excesos y de rock & roll que casi termina conmigo. Pero aquí estoy, más fuerte que nunca, y lo estoy contando!

Regresiones: si Jack Kerouac hubiera vivido en el León de los 80´s, seguro que hubiera escrito algo parecido… genial la visión de las vivencias de Vicente Muñoz. Casi puedo oler todas esas andanzas por nuestra ciudad en esos locos años. Llevo siguiendo a Vicente prácticamente desde sus principios y es un gran placer poder acompañarle en su paso por esos tiempos que nos tocaron vivir, no sé si fueron mejores… pero sin duda fueron buenos tiempos y supimos exprimirlos. Yo también era el freaky de la clase, flipaba con el Exin Castillos leonés, fui a los Agustinos, era amigo del Bufa… y amo a Los Cardiacos!

Gran década esos 80´s...


Juancho López, en Regresiones (Ed. Lupercalia, 2015).

photo by Silvia D Chica



domingo, 24 de mayo de 2015

NOMBRANDO EL PORVENIR: Encrucijada de poetas.


Entre el jueves 28 y el domingo 31 de mayo tendrá lugar en el MUSAC (León) la segunda edición del ciclo de poesía contemporánea Nombrando el porvenir / Encrucijada de poetas’. Tras la buena acogida de la primera edición, que tuvo lugar en mayo de 2014, esta segunda propuesta convertirá al museo durante cuatro días en un abanico de perspectivas en torno a las diferentes tendencias y prácticas de exposición poética en el presente, a través de recitales, lecturas de poesía y puestas en escena poéticas de amplio espectro.

Las actividades comienzan el jueves 28 de mayo a las 21 horas con ‘Las estrellas para quien las trabaja’, un recital de poemas de Juan Carlos Mestre, acompañado al acordeón por Cuco Pérez.

El viernes 29 de mayo la jornada se iniciará a las 19 horas con una lectura a cargo de la poeta y pensadora Olvido García Valdés. A las 20:00 h. se homenajeará, con la heterodoxia que merece, a Leopoldo María Panero con ‘El del medio de los Panero’, un libro y un proyecto de Gsús Bonilla. Para cerrar la tarde Velpister Peter Jensen ofrecerá a partir de las 21.30 horas sus originales ‘musicoplastidramas’, una propuesta de música en directo, declamación de textos, vídeo-proyección y escenografía.

El sábado 30 de mayo continúa el programa con ‘Aborígenes’, un recital a cargo de Silvia Abad Montoliú, Ester Folgueral, Carlos Huerta y Luis Carnicero, a las 19 horas. A las 20.30 horas horas tendrá lugar una lectura-homenaje a las poetas rusas Anna Ajmátova y Marina Tsvietáieva en las voces de Olvido García Valdés, Marifé Santiago Bolaños y Monika Zgustova, acompañadas por la pianistaIrina Bachelis. Y a partir de las diez de la noche, la cantante Cova Villegas y el dúo Delta Galgos ofrecerán una propuesta musicalizada del ‘Blues castellano’ de Antonio Gamoneda;

El domingo 31 de mayo cerrará el ciclo ‘Hotel Las Vegas**’, una puesta en escena de los poetas beat por parte de Acéfalo Narciso y Teatro El Mayal-ULE.

Comisariada por los poetas leoneses Eloísa Otero, Vicente Muñoz y Víctor M. Díez, la muestra busca aportar la especificidad del hecho poético: sus variadas tendencias y sus múltiples formas expositivas y de conexión con la ciudadanía. Ya desde su título: ‘Nombrando el porvenir’ (tomado en préstamo del título de un poemario de Miguel Suárez), se propone un trasfondo temporal que cuestiona conceptos como lenguaje, realidad y presente. Con la participación de poetas, músicos, actores y artistas plásticos, el programa apuesta por la puesta en escena y busca indagar en una tradición imaginaria común.

Todas las actividades del ciclo tienen carácter gratuito y la única limitación es el aforo de los diferentes recintos.

Descarga el programa en PDF: 


viernes, 15 de mayo de 2015

REGRESIONES: De viaje con Roberto Soto.


Todavía de viaje, acabo de terminar la lectura de "Regresiones", de Vicente Muñoz Álvarez. Terminar un libro es como despedir a un amigo, renunciar al disfrute de su complicidad. Pero esta vez es menor la desazón porque Vicente Muñoz Alvarez, afortunadamente para mí es mucho más que un autor, es una persona de carne y hueso de cuya compañía puedo disfrutar. Gracias por el ejercicio de complicidad sobre una época y unas vivencias, que si no fueron iguales para todos, sí nos aglutinan a todos los que estábamos vivos en los últimos cincuenta años.


miércoles, 13 de mayo de 2015

REGRESIONES: MERRY PRANKSTERS (14): Carlos Salcedo Odklas.


CARLOS SALCEDO ODKLAS

(Regresiones)


Ahí fue donde empezó todo.

Eso es lo que pienso cada vez que, por lo que sea, paso frente a la clínica San Francisco. 

Ahí fue donde empezó todo. 

Ahí fue donde empezó el viaje, el juego. Ahí fue donde vine al mundo, llorando, desnudo, asustado, como todos. Sigo mi camino en este día frío y lluvioso, el primero que nos pone en nuestro lugar y nos recuerda que el temido invierno leonés se acerca implacable para envolvernos de nuevo. Final y principio. Paso por el comedor social, al lado de la catedral, lugar que me ha puesto en contacto con todos los vagabundos de la ciudad. Continuo hasta llegar a Santo Domingo y al Hogar de los Malditos, donde habito, donde me encierro y abordo la lectura del libro de Vicente Muñoz Álvarez, Regresiones. Y voy recorriendo las mismas calles nuevamente, en otro tiempo y lugar, en otra piel, pero las mismas calles. Y es imposible desactivar las neuronas espejo y yo también acudo a mis regresiones, y me sorprendo, y sonrío, y hago conexiones.

León. Ciudad de nacimiento y enclave estratégico en mi vida. Una vida a caballo entre Madrid y León y León y Madrid, la vida que me tocó, idas y venidas, mudanzas y mudanzas, cambios de colegio (6 distintos solo para la EGB) que me han hecho lo que soy, un zumbado de mierda. Madrid y León y León y Madrid. Pero lo que ha distinguido a León es que siempre ha sido el germen de algo. Ya he dicho que aquí empezó todo. También aquí fue donde, en mi primera juventud, decidí que quería ser dibujante de cómics. Junto a mi colega Ernesto pasaba días y días dibujando sin parar. Soñando ambos con historias y personajes, buscando influencias y descubriendo tesoros. Hoy Ernesto está comido por la esquizofrenia y pasa los días mirando al infinito en la terraza de algún bar, dejamos de dibujar hace años.

También aquí decidí que quería ser estrella de rock y obligué a mi madre a comprarme una guitarra eléctrica en una tienda de música ya desaparecida. Nunca lo logré, pero sigo tocando en casa cuando me siento abatido.

También aquí decidí empezar a escribir hace no mucho, y busqué a Vicente por los garitos para que me diese su consejo. Acabé dando con él en el CCAN, mítico antro, punto de encuentro de almas inquietas, lugar que nos arrebataron también hace unos años.

Cuando acudes a las regresiones ves que todo se te arrebata poco a poco, la erosión despiadada de la vida y las cosas, ves el derrumbe de los sueños, la gente que en algunos momentos fue indispensable hoy se funde en negro, el caer cruel de los días y los años. Y quizás esa pena al sentir la arena resbalando entre los dedos es lo que hace querer aprisionarla, aprisionarla aquí, por ejemplo, en una apuesta suicida por la literatura. Porque mañana puede que haya un aparcamiento en la Plaza del Grano, o un centro comercial en el Parque de San Francisco, o quizás solo haya ruinas y silencio en todas partes, y no es justo porque son nuestros recuerdos, somos nosotros, sin saber siquiera si hay algo más, y el instinto de supervivencia nos dice que no deben morir. Es el aullido del escritor y el aullido del escritor autobiográfico es su mente y despellejarse siniestramente su sino, manchando las paredes de su ciudad.

Yo suelo referirme a esta ciudad como La Telaraña. Una ciudad hermosa y acogedora pero a la vez un agujero, sobre todo para los jóvenes que están deseando largarse debido a sus escasas posibilidades de trabajo. Una ciudad que es imposible no amarla y odiarla a un tiempo. Un pozo. Una cárcel en definitiva. Una cárcel como la del juego de la oca (que según la teoría templaria simbolizaría a León), lugar de encierro y redención. Una cárcel, como la antigua e imponente cárcel de San Marcos, símbolo de la ciudad, situada tan cerca de donde vivía ella, por la que llevo días jodido. 

Siempre nacemos en una cárcel, luego toca escapar como sea. 

Y se cierra el círculo. León, cárcel, agujero y llanto. Recuerdos, regresiones que vienen y van y un cofre donde guardarlas. Aullido en papel. Nacemos (aquí o allí) asustados y confusos, llorando y gritando, algunos seguimos así.


Carlos Salcedo Odkas, en Regresiones (Ed. Lupercalia, 2015).



NOMBRANDO EL PORVENIR: Presentación 2015 (4)

lunes, 11 de mayo de 2015

ULISES


al fin se han terminado las noches fuera de casa, las veladas tediosas y gristes de hotel, y sólo me queda ya atar los últimos cabos, hacer las últimas visitas y poner la mejor guinda que pueda al pastel... atrás quedan miles de kilómetros de ruta y carretera, ciudades, pueblos, clientes, tiendas, problemas y lágrimas y más y más problemas, todo problemas, cada visita una odisea, cada cliente una queja, cada venta una celebración, y este gremio que echa humo y arde y naufraga... que no acompañan las ventas, me dicen, que el tiempo no ayuda, que el mal gobierno les sangra, que los impuestos les hunden, que los mercadillos y grandes superficies les matan... ah, los clientes, mis clientes, mártires de la crisis y el tiempo, siempre peleando a la contra... pero he terminado ya las noches fuera de casa, eso sí, mi mayor lastre y condena, me quedan ya sólo unas pocas visitas más por la zona, y he ido a recoger a mi perra, la hermosa y dulce Wen, y dado los primeros paseos por mi bosque secreto, mi laberinto de ensoñación personal, disfrutando de cada paso bajo los robles y encinas y recolectando con mi mejor sonrisa los primeros boletus (pinícolas) de la primavera... ahí están de nuevo, una estación más, bajo las hojas, entre las jaras y el musgo, sacando sus cuerpos barrigudos al sol... y al caminar por el bosque en silencio, como una terapia, mis ideas que se van ordenando, las piezas poco a poco encajando, lentamente recuperando la calma y el tono, solo o en compañía, grata compañía, en lugar de caminar, como llevo haciendo dos meses, sobre las brasas del mismísimo infierno... unas pocas visitas más por la zona, me digo, y se acabó, vuelta al sosiego y la calma... remata bien la faena, concéntrate, que nada te turbe, me repito como un mantra, te espera luego la ensoñación...

crecen las setas

arde babilonia

vuelvo al hogar


Vicente Muñoz Álvarez

domingo, 10 de mayo de 2015

MUSEO DEL HORROR



Otra reliquia del cine gótico de terror mexicano y una de las películas más sugerentes de Rafael Baledón (junto a El hombre y el monstruo, de mis favoritas), Museo del horror (1964) sintetiza muchas de las constantes del género, psicópatas enmascarados, cementerios y criptas, asesinatos e intrigas, música de ultratumba y una fantasmagórica fotografía en blanco y negro, y pese a los estragos del tiempo sigue manteniendo como pocas su mórbido encanto.

Con ecos de Los crímenes del museo de cera, de André De Toth, pero con muchos giros y variantes propias del cine de terror mexicano, Baledón recrea una atmósfera espectral y ominosa, sobre todo en las secuencias del cementerio, y nos sumerge, a lo largo de la hora y media que dura el metraje, en un universo de pesadilla donde no falta el suspense, la hemoglobina y buenas dosis de espanto.

Ingenua en su planteamiento, apresurada en su desarrollo y torpe en su desenlace, Museo del horror, sin embargo, transmite a la perfección el espíritu de la mejor literatura pulp y cine de serie B de la época, sin mayor pretensión que la de hacernos pasar un buen/mal rato.

Algunos, algunos días, agradecemos que existan estas películas.

Vicente Muñoz Álvarez

Museo del horror (completa) in You Tube:


viernes, 8 de mayo de 2015

REGRESIONES en ESTADO ESTACIONARIO


Vicente es fanzinero, escritor agónico y supervivente. También es leonés. Lleva años proyectando su vida sobre el papel, ya sea con poemas o con relatos, coordinando antologías sobre los beatniks o Céline o resucitando una y otra vez el fanzine Vinalia Trippers con monográficos sobre el terror, el Oeste o la ciencia ficción. Su último libro, Regresiones, nos devuelve a su León natal, a finales de los setenta. Termina la pesadilla y comienza la vida salvaje. De los Burning a los tebeos de Vértice, las bandas de los ochenta, los mods, el Barrio Húmedo, Poe y Lovecraft. Vicente Muñoz es moderno en una capital de provincia, bebe, ama y se droga con la misma energía que escribe. Muy buena música. Vicente dice: Y quería también hablar de Veredicto Final, mi propia banda ochentera, en la que yo tocaba la batería, y de grupos afines de aquel tiempo, Deicidas, Opera Prima, Flechazos, Positivos, Los Vagos, Abogado del diablo, Salamanders, etc… Vicente estuvo en el último concierto que dieron Parálisis Permanente. De León al infierno. Y luego hablan los amigos, los aliados, los Flechazos y sobre todo los Cardíacos. Regresiones son polaroids que muestran tres décadas en la vida de un tipo auténtico, de corazón inmenso, con su rabia todavía a flor de piel. Vicente atraviesa los ochenta aprendiendo y los noventa disfrutando. Hoy es época de reflexión, mañana hablaremos.

Octavio Gómez Milián, en Estado Estacionario.



miércoles, 6 de mayo de 2015

REGRESIONES: MERRY PRANKSTERS (13): Felipe Zapico Alonso.


“No hay nada como las noches del Toisón” y menos como las madrugadas del Torreón, donde Toño tenía una flipper para deleite del personal, casi tanto deleite como sus novias, pero eso no viene al caso.

Y tardes de resaca encadenadas a madrugadas de demolición, tras haber hecho una escala de torpes manoseos en el Polígono o los Pinos, el que pudiera disfrutar de una ranchera, o cualquier otra clase de vehículo.

Y la música retumbando en las sienes hasta dormido, y los desastres sentimentales ahogados en toda clase de licores y sus mortales combinaciones. Y miradas perdidas contra la madrugada, en ese instante justo antes de que el silencio se rompa por la monotonía de la nueva jornada.

Creímos pisar con garbo allá por donde pasamos, como tantas otras cosas, creímos y ahora vemos lo que ha quedado, recuerdos en el mejor de los casos, y un reguero de ausentes que crece y crece.

Jugamos, y perdimos. Lo perdimos todo, pero al menos podemos contarlo, como lo hace Vicente en estas Regresiones en las que nos chocamos saliendo de los garitos, entrando en cines, gasolineras, parques con derecho a roce, descampados al alba, paseando por la ciudad remota y tan caduca, hoy como ayer.


Felipe Zapico Alonso, en Regresiones (Ed. Lupercalia, 2015).



photo by JR Vega

lunes, 4 de mayo de 2015

CASA VACÍA


algo a lo que no
me acostumbro

la casa vacía

falta mi perra el calor
no se oye un ruido
hiere el silencio
los recuerdos
se estiran las horas
las paredes se estrechan
acechan los cuadros
pesan los libros

sólo se escuchan
los latidos
de mi corazón

toc toc
toc toc

y es tan largo
el pasillo


Vicente Muñoz Álvarez

REGRESIONES en EL GRAN CAFÉ

domingo, 3 de mayo de 2015

TE ESPERA LA MUERTE, QUERIDA



De cómo la religión y el fanatismo pueden ser nuestros peores enemigos y sacar a la luz los más indeseables diablos, nos habla este magnífico y muy poco recordado thriller de Silvio Narizzano, Te espera la muerte, querida (Die! Die! My Darling!, 1965), basado en una novela de Anne Blaisdell, que ha superado con sobresaliente el paso del tiempo y sigue siendo plenamente disfrutable a día de hoy.

Histriónica, sarcarcástica y entretenidísisma, aunque a la vez tremenda en sus planteamientos, la película de Narizzano, de impecable fotografía, se sustenta sobre todo en el guion de Richard Matheson, retorcido donde los haya y perfectamente hilvanado, y especialmente en la memorable interpretación de Tallulah Bankhead, como anillo al dedo para la ocasión, que por sí sola merece ya el videado del film y es de las que nunca se olvidan.

Un caserón victoriano, una viuda excéntrica (Tallulah Bankhead) y obsesionada por la muerte de su hijo, y la visita de cortesía de su antigua novia (Stefanie Powers), que desata un torbellino de pasiones y situaciones límite en la casa, son las principales bazas de esta cautivadora película, otra de las perlas de la Hammer a reivindicar.

Vicente Muñoz Álvarez

Trailer in You Tube:


miércoles, 29 de abril de 2015

REGRESIONES: MERRY PRANKSTERS (12): José Luis Pajares Iglesias.


JOSÉ LUIS PAJARES IGLESIAS


Leo con atención éste libro que habla de mi patria. Me reconozco en cada vuelta de página. Siento el mismo frío antiguo que emana de esos inviernos de la niñez. Quizá servíamos en armas diferentes, pero era el mismo ejército, eso seguro. Pequeños exploradores de la vida dándonos de bruces con la muerte, el miedo, el rock and roll que escupían las máquinas de discos de los billares, los primeros pitillos clandestinos a espaldas de curas amenazadores. La crueldad legendaria de la infancia con el diferente antes de saber que íbamos para freaks y que disfrutaríamos con ello. Esa diferencia que latía en nuestras almas en aquella edad párvula, inocente y sin mancha nos hizo ciudadanos de ésta patria clandestina que existe bajo el empedrado de las calles más angostas y viejas de la ciudad. A ella pertenecemos como si fuésemos miembros de una sociedad secreta. Sin reuniones. Sin normas. Sin amo. Orgullosos. Con la memoria intacta hasta de lo que tan sólo imaginamos.


José Luis Pajares Iglesias, en Regresiones (Ed. Lupercalia, 2015).



ESCRITORES PERDIDOS


lunes, 27 de abril de 2015

SINCRONICIDADES (o Noche Oscura del Alma en Zamora)



vender zapatos, pocos, la verdad... pero darme un paseo cuando el sol se ponía, justo a la hora del crepúsculo, por el imponente casco viejo de Zamora (hermoso como las Antiguas Brujerías de Algernon Blackwood, que por enésima releo), ver los libros de mis compis José Angel Barrueco y David Refoyo en el escaparate de una librería, conversar por teléfono con Ena Bolena y, providencialmente, encontrarme de nuevo a El Choche y tomar con él una cerveza, eso sí que sí, justifica el día...

lo demás
para los perros
del amo


Vicente Muñoz Álvarez

VINALIA TRIPPERS: Entrevista en Diario de León.



VICENTE MUÑOZ: ESCRITOR Y EDITOR DE ‘VINALIA TRIPPERS’

«Hay muchos autores fuera del circuito comercial que merece la pena reivindicar»

Emilio Gancedo, Diario de León, 27/04/2015


—¿Cuáles son las principales dificultades a las que se enfrenta, hoy, el editor de una publicación independiente?

—La financiación, si no se quiere depender de ayudas de organismos públicos ni publicidad privada, y sobre todo y muy especialmente las vías de distribución, con el enorme coste económico que implican.

—¿Cómo han cambiado en las últimas décadas los modos de afrontar esta labor editorial?

—Con la ayuda y difusión de Internet, como ha sucedido en todos los campos, las cosas han mejorado mucho, hay incluso editoriales que sólo editan en formato digital y desde la red manejan todo el proceso sin necesidad de intermediarios, libreros ni distribuidores. Publicaciones, sin duda alguna hay más, pero se echan de menos, por ejemplo, las revistas en papel, cada vez más escasas.

—En calidad de editor, ¿qué es lo que más echa de menos? Un número mayor de lectores, más encuentros especializados, más puntos de venta...

—La verdad es que todo eso. Más lectores por supuesto, porque cada vez se lee menos, suena a tópico ya, pero es una realidad, leen los escritores, sobre todo, pero lectores de a pie hay cada vez menos, las estadísticas lo demuestran, y la gran mayoría de los que hay leen lo que la prensa oficial aconseja, o peor aún y más lamentable, la prensa del corazón... Y los encuentros entre editores y lectores, por supuesto, siempre ayudan a la difusión y promoción de cualquier proyecto.

—¿Cuál es el secreto de ‘Vinalia’ para seguir viva después de todo este tiempo?

—Por un lado, que nunca nos hemos planteado hacer de nuestra editorial un negocio, jamás hemos pedido subvenciones ni ayudas de ningún tipo ni publicidad, lo que nos ha dado plena libertad de acción a la hora de editar cuando y lo que queríamos, sin presiones ni periodicidad fija. Y por el otro, sin duda, la ilusión que le hemos puesto y que hemos transmitido a nuestra Tripulación: hacemos esto por amor al arte nomás, porque nos apasiona, porque nos gusta el espíritu de colectividad y equipo y porque creemos que hay muchos autores fuera de los círculos comerciales que merece la pena reivindicar. Ambos factores son la clave.




León marca el rumbo a la edición alternativa

El Musac diseña para la próxima semana un intenso programa en torno a los retos de las revistas culturales independientes .

Hay otros mundos editoriales pero están en éste. Lejos de las grandes y cada vez más poderosas y multinacionales empresas de comunicación vibra un microuniverso variado, inquieto y libre de censuras y de intereses espúreos, el de la edición alternativa, que el Musac leonés se ha propuesto examinar durante toda la próxima semana.

La iniciativa, basada en encuentros y talleres, complementa la muestra Fuera de cobertura, de Ginés Martínez, que hasta el 13 de septiembre traza en el Proyecto Vitrinas una panorámica de la edición independiente en la Península Ibérica. Recuerda el Musac que la exposición se articula en tres ejes: «Por un lado, Mapa y Archivo son los puntos de partida donde se recopilan publicaciones, información y material gráfico de más de una treintena de ferias de edición (Ladyfest, Tenderete, Feira Morta, Gutter Fest, FLIA o Libros Mutantes, entre otras). Y, por otra, Taller reúne actividades a través de las cuales se pretende llevar a la práctica los contenidos de la exposición»

En todo caso, las protagonistas son siempre tanto publicaciones que no siguen los patrones de la producción convencional y circulan fuera de librerías, kioscos y bibliotecas, como de todos los materiales no impresos que en la actualidad se difunden a través de webs, blogs o redes, y cuyos contenidos se encuentran muy determinados por el medio en el que discurren.

En cuanto al programa alternativo, entre el 5 y el 8 de mayo el museo leonés propone sesiones a cargo de la calificada como ‘oficina de investigaciones lentas’ «con el objetivo de debatir y desarrollar algunas de las cuestiones y problemáticas del mundo de la auto-edición». Las sesiones, a excepción de la segunda, tendrán lugar en formato de videoconferencia, con carácter gratuito y abierto, y serán retransmitidas desde la web del museo, www.musac.es.

Editores leoneses

Entre otros actos, el 6 de mayo el espacio La Colaborativa acoge una sesión de diálogo sobre este tipo de labores en una ciudad que, pese a lo que pudiera parecer, siempre se ha mostrado prolífica en cuanto a publicaciones libres. Y así, en ellas participarán varios representantes de editoriales y fanzines: Rafael Saravia (Leteo Ediciones), Alejandro Díez Garín (Ediciones Chelsea), Vicente Muñoz Álvarez (Vinalia Trippers), Javier de Castro (Oiga mire) y Santos Perandones (Meando contra viento). Los nuevos modelos editoriales y la propiedad intelectual, así como ideas procedentes de grupos y de organizadores de ferias independientes centrarán el resto de encuentros. Además, el 8 de mayo tendrá lugar Tagging Day, un taller del colectivo La Fanzinoteca que investiga sobre la naturaleza de estas publicaciones e invita a participar en la clasificación de los fondos del archivo expuesto en la muestra Fuera de cobertura. Otro taller propuesto es Fig.1, los días 9 y 10 de mayo, a cargo del diseñador portugués Marco Balesteros.

Las actividades se cerrarán el día 9 de mayo con la fiesta/acción Autoedita o muere, que invita al trueque como forma no comercial y al intercambio de material autoeditado. Ese día también tendrá lugar un concierto del proyecto híbrido de música y diseño Positif, que presentarán su sonido inspirado tanto en los videojuegos como en el diseño industrial.



domingo, 26 de abril de 2015

REGRESIONES en FILANDÓN (Diario de León).


UNA ESPECIE DE MEMORIAS PRECOCES

Nicolás Miñambres, Diario de León, 26/04/2015.


En una especie de memorias precoces de un tiempo casi mágico se convierte Regresiones, considera Julio César Álvarez en el Prólogo. En efecto: las páginas de esta última entrega literaria esconden los recuerdos y vivencias de Vicente Muñoz Álvarez, representante de una generación de escritores cuya infancia se desarrolla entre los años finales de la Dictadura y comienzos de la Democracia. Son tiempos que condicionan la sensibilidad de esta generación, a caballo entre una sociedad tradicional y un momento de posterior ebullición cultural.

Estas vidas entre dos momentos tan distintos hallan un fiel reflejo en las páginas de Vicente Muñoz. El escritor recuerda con fervor muchos momentos de su vida, pero nunca queda esclavizado por la nostalgia ni la mitificación desmesurada. La estructura de la obra (dividida en seis partes esenciales, precedidas de un breve poema testimonial) dice mucho del espíritu que a ella subyace. La dedicatoria es el primer anticipo: a dos mujeres, denominadas Elisa, y a Veredicto Final, su banda musical de los 80. Simultánea con los recuerdos aparece su concepción de la vida, en Cosas que todavía me hacen sonreír, y del arte, especialmente de la literatura, en Underground y en Éxtasis. Entre esos variados recuerdos (que incluyen el León del momento y el paisaje de Mirantes, como símbolo de la pureza natural) tienen importancia especialísima la amistad, presente en la muestra de afecto que supone Ojo de pez, último bloque de la obra, integrado por la colaboración literaria de amigos del autor. La facilidad para universalizar recuerdos, la plástica recuperación de espacios y de publicaciones leonesas y una gran expresividad (que alcanza su cima en Días extraños) hacen de Regresiones, en su sentido positivo, una obra excelente.


Regresiones
Vicente Muñoz Álvarez
Lupercalia Ediciones, 2015. 238 pp




EL HOMBRE DE MIMBRE



Atípica, polémica y de culto por méritos propios, El hombre de mimbre (The Wicker Man, 1973), de Robin Hardy, es una fascinante mezcla de estilos y géneros, thriller, terror, musical, erótico, religioso, satírico, crítico, etc, etc, que con el paso del tiempo ha ido ganando adeptos y un bien merecido prestigio. Hay, incluso, un remake del año 2006, protagonizado por Nicolas Cage, y una secuela rodada por el propio director, The Wicker Tree, en el 2010, que por supuesto no hacen justicia al filme original, ni le llegan, siquiera, a la altura de los zapatos.

Uno no sabe muy bien, hasta los últimos minutos del metraje, de qué va la cosa, qué clase de película está viendo, a dónde nos quiere llevar, pero lo cierto es que desde el comienzo mismo se ve envuelto en esa atmósfera onírica y psicodélica, hipnótica y sugerente, como de ensueño de opio o desvarío lisérgico, de Summerisle, un Shangri-La en el que, sin duda, todos querríamos arribar. Todo ello sin menoscabo, a la vez, del halo siniestro y amenazador, ominoso y oscuro, que la caracteriza.

Hardy conjuga con mano sabia elementos de la religión católica con otros celtas, panteístas y paganos, yuxtaponiéndolos y enfrentándolos, y gracias al magnífico guion de Anthony Shaffer y a las sólidas interpretaciones de Edward Woodward y Christopher Lee (sin olvidar las del resto del plantel de actores), factura un film redondo e inclasificable, sacrílego e iconoclasta, que en su día, estoy seguro, tuvo que levantar muchas ampollas.

Fantástica la banda sonora y las canciones populares, los paisajes de la isla y el pueblo en que se rodó, su filosofía libertaria y hippie y las varias lecturas que encierra, y sorprendente y estremecedor el final, que aclara muchas de las preguntas que uno se va planteando a lo largo de la película.

Una verdadera joya, en suma, que a todos (en especial a los espíritus libres) arrebatará.

Vicente Muñoz Álvarez

Trailer in You Tube


viernes, 24 de abril de 2015

EL VOGUE NO ES PARA MÍ



el vogue
no es para mí

las máscaras
y los maquillajes
no son para mí

los falsos hipsters
y las princesitas
no son para mí

ese artificio
no es para mí

las chicas del vogue
no son para mí

y los modelitos
para los chicos del vogue

en especial
los pantalones plisados
y las faldas escocesas
tampoco son para mí

esa impostura
no es para mí

me quedo
en mi Walden
soñando

podéis 
encontrarme allí


Vicente Muñoz Álvarez

MARGINALES & MIK BARO



Ya es casualidad haber recibido hoy vía postal la edición al italiano de MARGINALES, sip... aquel bestiario del puño y la letra de Vicente Muñoz Alvarez, que tiempo hace me encargué de ilustrar y cuya edición original vio la luz allá por 2008 de mano de Eje ediciones. Ahora es el amigo Rubén, que con Excodra Literatura no se contenta solo con reeditarlo en castellano sino que también lo abre al mercado italiano, a lo loco! mucha suerte!! 
Feliz Día del Libro y Sant Jordi a todos!!

Mik Baro

Ya a la venta en Excodra Editorial


jueves, 23 de abril de 2015

MARGINALES & EMARGINATI: Edición Impresa.




ya en mis manos las nuevas ediciones en papel de Marginales & Emarginati (traducido al italiano por Guido Micheli), ambas con las ilustraciones originales de Mik Baro, que pueden adquirirse en la Web de Excodra Editorial:



una nueva edición de mi primer libro de relatos, que desde 1995 no para de rodar...

Monstruos y Prodigios: Junta de Castilla y León, 1995 (Premio Letras Jóvenes Castilla y León)

El pueblo oscuro: Las palabras del pararrayos, 1996.

El Pueblo Oscuro: Letra Records, 2006.

Monstruos y Prodigios, edición de bolsillo: Amargord, 2007.

Marginales: Eje Ediciones, 2008.

Marginales: Excodra Editorial, 2015.

Emarginati: Excodra Editorial, 2015.


photos by Ena Bolena

NOMBRANDO EL PORVENIR: Presentación 2015 (3).

martes, 21 de abril de 2015

REGRESIONES: MERRY PRANKSTERS (11): Carlos Antonio Suárez Marcos.




CARLOS ANTONIO SUÁREZ MARCOS

(Carlos Luxor, Toñín Capricho, Marquitos)


Todo nostalgia, soy lo que soy porque fui como fui (redundancias). No vivo de los recuerdos, porque activo estoy, mas leyendo tus palabras me invaden todos esos recuerdos de infancia, pubertad, adolescencia y juventud. Referencias por doquier, gustos comunes, comiéndonos la vida, aprendiendo, disfrutando y encima con estilo (cada cual el suyo claro). Sin duda fue una eclosión de ARTE con mayúsculas, de expresión individual y colectiva, con dulce sabor. Yo me considero un superviviente, mil veces me la jugué y aún sigo (dando guerra) con la música y la pintura (son mi vida). Brindo por ti Vicente, por retroalimentar mis recuerdos y por todos los que compartisteis conmigo momentos inolvidables. Larga vida a todos.


Carlos Antonio Suárez Marcos, en Regresiones (Ed. Lupercalia, 2015).



domingo, 19 de abril de 2015

COMO UN DELIRANTE SUEÑO, SE SUCEDEN LOS DÍAS



los días se suceden lentos y extraños, espesos y confusos pasan los días, y son ambiguas las horas, más que nunca son extrañas las horas, la sangre al correr por mis venas y mi corazón cansado al latir, mientras sigo como un autómata cubriendo la ruta y visitando clientes y durmiendo en hoteles baratos e intentando dar sentido de una u otra manera a todo, a estos días y horas que, como cuchillas oxidadas, cortan a cámara lenta mi piel... pienso en islas desiertas, en retiros, en meditación, pienso en campos verdes y en esta primavera lisérgica que mis ojos desde la furgoneta, volante en mano, contemplan, pienso en la fugacidad de las cosas, en cómo se nos escapa sin apenas sentirlo el vivir, en los momentos que fueron y en los que pudieron ser, en lo absurdo y lo cruento y en mi perra ahora ausente y en mi casa vacía y en que tarde o temprano, hagamos lo que hagamos, todo terminará... y es todo como una debacle, un hundimiento, un progresivo descender, minuto a minuto, hacia en fondo de mí, deseando cada vez más y sólo, casi ya sólo, lograrme encontrar... extraños y lentos se suceden los días y van dejando dentro un poso agridulce, agrio por lo efímero y trágico, dulce por seguir estando contra viento y marea aquí, una volátil sensación, como una batalla sin tregua, como un delirante sueño, y llegan por las noches, también y angustiosas, las pesadillas... oh, mi cabecita loca, lo que sale cuando el sol se pone de ella, estas pesadillas, sí, las pesadillas... sobre ellas, también, algún día tendré que escribir, de ellas tendré que dar cuenta, y sobre ellas y mi subconsciente, antes de que toque la campana, dilucidar... pero hoy es ahora y aquí, sigue la ruta, el ritmo aún continúa, y me sorprendo casi a cada segundo de seguir resistiendo y ese, supongo, es el milagro, mi perla, la que siempre he estado buscado, a seguir vendiendo zapatos toca, a por ello mañana, por el camino de baldosas amarillas, voy...


Vicente Muñoz Álvarez

cover by Fuseli