lunes, 6 de febrero de 2023

OSCURO COMO LA TUMBA DONDE YACE MI AMIGO



nadie es profeta en su tierra
hasta que se encuentra
enterrado bajo ella

David González

se nos van yendo

como estrellas fugaces
como cometas errantes
como perlas bajo la arena

los mejores poetas
de nuestra generación

ninguneados
por el establishment
y el canon

desterrados
martirizados
auténticos

lágrimas

sobre Babilonia

en la lluvia

Vicente Muñoz Álvarez

DAVID GONZÁLEZ


VIENTO Y CENIZA

qué difícil
para los que seguimos
decir adiós
a los que se van

vuela alto
que la tierra
te sea leve
descansa en paz

solo palabras
y lágrimas

viento y ceniza

qué corto el viaje
qué breve la vida
qué efímero todo

qué triste

Vicente Muñoz Álvarez

EN CASA de JAVIER PERALES VALDÉS


sábado, 4 de febrero de 2023

PLAN 9 DEL ESPACIO EXTERIOR por RODRIGO CÓRDOBA



Hoy mis colegas del gremio hacen un homenaje a Rodrigo Córdoba en el Aleatorio de Madrid, y no se me ocurre mejor tributo, desde mi orilla, que regalaros otra de sus maravillas, Plan 9 del Espacio Exterior, con portada de Miguel Ángel Martín, que diseñó y maquetó con sus mejores latidos: a tu salud, Rodrigo:


viernes, 3 de febrero de 2023

EL GRAN AZUL

 

día de sol radiante
de invierno leonés

a seis grados
bajo cero

y el gran azul
en lo alto

a ver quién supera
este cielo

Vicente Muñoz Álvarez

domingo, 29 de enero de 2023

lunes, 23 de enero de 2023

EN RUA DAS PRETAS



POESÍA

El único refugio
la única salida

el único lugar
donde acudir

cuando en tu interior
todo está ardiendo.

Vicente Muñoz Álvarez


O único refúgio
a única saída

O único lugar
a que acudir

Quando dentro de ti
está tudo a arder.

Traducción Albino M


jueves, 19 de enero de 2023

DEAD AND LOVELY

Noche de invierno profundo envolviéndolo todo a mi alrededor, mi casa, mi calle, mi mundo, a mí, y mi corazón desangrándose al escuchar, como llegado de otro planeta, Dead and Lovely, de Tom Waits, esos estremecedores acordes de guitarra y esa voz rota que me eriza la piel, cuánta melancolía y nostalgia, dolor y hermosura, cuánta tristeza... Todo lo devora la noche, ahora, me hace pensar, la juventud, los sueños rotos, las promesas incumplidas, lo que pudo haber sido y no fue, y se me escapan las lágrimas al escuchar, como una losa cortándome la respiración, este maravilloso y lúgubre tema, and now she's dead, forever dead, forever dead an lovely now, como un epitafio de Poe, como un cuervo agitando sus alas dentro de mi cabeza, como Annabel Lee desde su sepulcro junto al mar, esa voz de ultratumba, esos desgarradores acordes, tantos ángeles que se han ido, perros de la lluvia, su infinita tristeza...

Vicente Muñoz Álvarez

Foto por Marlus Leon

EL ESPEJO DE LA BRUJA

 

El cine de terror mexicano de mediados del siglo pasado está lleno de pequeñas joyas olvidadas, bizarras y psicotrónicas a más no poder, pero deliciosas y muy disfrutables aún, que a mí personalmente, en ciertas noches lluviosas, me encanta videar.

He hablado ya de algunas en mis Cult Movies: El hombre y el monstruo, La maldición de la llorona y Museo del horror, de Rafael Baledón, El esqueleto de la señora Morales, de Rogelio A. González, o la sin par Misterios de ultratumba, de Fernando Méndez, y ahora le toca el turno a El espejo de la bruja (1962), de Chano Urueta, otra de mis favoritas.

Una especie de hermana bastarda (salvando las distancias) de Los ojos sin rostro, de Georges Franju, que nos ofrece morbosos espantos e inolvidables secuencias, un retorcido guion de Carlos Enrique Taboada y estupendas interpretaciones, en especial la de Isabela Corona, que años después volvería a repetir el rol de bruja en la magnífica La tía Alejandra, de Arturo Ripstein.

Conjuros y encantamientos, traiciones y venganzas, hechiceras y mad doctors, crímenes y fantasmas, y trasplantes y resucitadas, todo ello teñido de una atmósfera muy hammeriana y gótica, hacen de esta película una delicatessen para los amantes del género.

No hablamos, obviamente, de obras maestras, pero sí de un tipo de cine sugerente y muy entretenido, ideal para descongestionar empachos filosóficos y existencialistas y pasar con él un buen rato.

Vicente Muñoz Álvarez

miércoles, 18 de enero de 2023

PARA QUÉ SIRVEN LOS LIBROS



nieva
ahora mismo
en León

tarde
de lectura
y ensoñación

para eso

entre otras cosas

sirven los libros

Vicente Muñoz Álvarez

lunes, 16 de enero de 2023

HAGA LO QUE HAGA EN LA TIERRA en ROCK THE BEST MUSIC



De Vicente Muñoz Álvarez se pueden destacar infinidad de características, pero respecto a su literatura, una de las más reseñables es su resistencia en la poesía, género donde ha conseguido pulir una voz propia. En Haga lo que haga en la Tierra muestra un conjunto de poemas directos, sin ambages ni rodeos en la estructura con versos concisos como haikus, mínimos, como por ejemplo en «MÉDULA». Aunque encontramos una definición muy certera en el cierre del «EPÍLOGO» de Gsús Bonilla: «Hallo al poeta preciso. Cada vez más escueto, cada vez más certero, cada vez más verídico.»

El autor leonés cierra la trilogía introspectiva que inició con Días de ruta (Lupercalia, 2014; Literatura Com Libros, 2021) y que continuó con Travesía (Chamán Ediciones, 2018) con el poemario Haga lo que haga en la Tierra, donde expone sus preguntas sobre el vértigo de vivir. Entre sus páginas, Vicente Muñoz dibuja un mapa emocional por el que va y vuelve. Una red de carreteras interconectadas, así como la que describe respecto a sus dos trabajos, la venta de zapatos y la literatura. En ellas se plasman los vericuetos a través de los que ha ido «Urdiendo, retomando esos hilos que han conformado una manera personal e inconfundible de hacer poesía», que explica Julia Navas Moreno al principio del volumen.

A lo largo de los distintos capítulos, el libro se divide en cuatro partes: “Mar adentro”, “Vórtice”, “Aguas profundas” y “Llegar a puerto”, transcurren temas vertebrales del autor en su obra: el fatum, las dudas y las preguntas a uno, o la dialéctica y el nomadismo en los dos oficios que guían su vida. Sin embargo, es la palabra equilibrio la que puede explicar la búsqueda que subyace en este diálogo consigo mismo: que mi vida / y equilibrio / oscile así escribe en «SEGÚN LOS PARES QUE VENDA». Este equilibro se ve, en todo momento, fundamentado por el ahora: es corto / y demasiado / hermoso // el viaje / como para no / disfrutar el paseo de su poema «TRAVESÍA». Porque desde que el ser humano es consciente del tiempo, no puede ser nunca en el presente.

Otro de los pilares fundamentales de la escritura de Vicente Muñoz Álvarez, como muestra el poema «BRANQUIAS», es el deseo de la huida de la Tierra, de Babilonia. Dejar las máscaras y ser uno mismo, o reivindicarlo.

Todos estos poemas se suceden llenos de referentes, quienes a su vez son maestros. De forma directa, o explícita, o indirecta se muestra la gran influencia de los beatniks y Lovecraft, por ejemplo, en su literatura, convergiendo en una literatura pop, más warholiana, dadas las referencias populares que en ella se encuentran. Es por ello que la obra, tomen la trilogía que cierra Haga lo que haga en la Tierra, como punto de partida para una obra que sigue creciendo con paso firme.

David Vázquez


domingo, 15 de enero de 2023

REGRESIONES en casa de JAVIER VAYÁ ALBERT

 

Regresiones, de Vicente Muñoz Álvarez ya está en casa.
Porque leer al maestro Vic siempre es estar en casa.

Javier Vayá Albert

viernes, 13 de enero de 2023

EREBUS



este sube y baja constante
de las neuronas de mi corazón

este no saber
a estas alturas de mi película
si soy bueno o malo

como escritor y persona
como amigo y pareja
como hijo y hermano

esta deriva
y este continuo vaivén

me pregunto una
y otra vez

a dónde me lleva

a qué paso

destino

norte

Vicente Muñoz Álvarez

jueves, 12 de enero de 2023

HABITAR EL ABANDONO por MILITANCIA POÉTICA


Habitar el abandono V

Con Juan Cobos Wilkins y los versos de: Ana Rossetti, Andrea Mazas, Ángela Serna, Antonio Gamoneda, Antonio Orihuela, Baldo Ramos, Batania, Conrado Santamaría, Elena Medel, Francisca Aguirre, Gonzalo Hermo, Jesús Ge, Jorge Riechmann, José Ángel Cilleruelo, José María Cumbreño, Josefina Bianchi, Olalla Castro, Olvido García Valdés, Pilar Pallarés, Rosa Berbel, Teresa Pascual y Vicente Muñoz Álvarez.

Un proyecto de Militancia poética.

 

domingo, 8 de enero de 2023

CÓMO SE ENCIENDE UNA HOGUERA



si el mundo
no cree en ti

da igual en qué
personalidad
y faceta

dejas tú
de creer en él

y esa incredulidad
se expande
como la gasolina

después
la hoguera

Vicente Muñoz Álvarez

viernes, 6 de enero de 2023

REGRESIONES en casa de RAFAEL LÓPEZ VILAS


Todos los reyes caen fulminados cuando en el buzón asoma la cabeza de don Vicente y el lomo ampliado de las Regresiones que LcLibros ha reeditado y que ayer mismo llegaba a los muros de mi castillo. 
Vamos pues con él...

Rafael López Vilas



jueves, 5 de enero de 2023

AUTOSTOP SANGRIENTO



Otra película de culto que merece la pena desempolvar y con la que pasaréis una trepidante velada: Autostop sangriento (Autostop Rosso Sangue, 1977), de Pasquale Festa Campanile.

Una road movie despiadada y cruenta, obscena y políticamente incorrecta, que si visionáis sin complejos, os lo aseguro, disfrutaréis de lo lindo.

Eso sí, no apta para todo tipo de públicos (abstenerse devotos de la Agenda 2030), el que avisa no es traidor.

Protagonizada por tres grandes del cine de serie B: la sensual Corinne Cléry (musa de Historia de O), el histriónico David Alexander Hess (que recordaréis por sus perversos papeles en La última casa a la izquierda y Trampa para un violador) y el enorme Franco Nero, Autostop sangriento nos sumerge en una vertiginosa trama de robos, asesinatos y engaños, que corta la respiración y sorprende por sus giros argumentales y su epatante final.

La magnífica y psicodélica banda sonora de Ennio Morricone (sin duda, una de las bazas esenciales del film), su estupenda fotografía (muy superior a la media en este tipo de producciones) y la velocidad con que se desarrolla la acción en la carretera, entre motos, camiones y coches cubiertos de polvo, hacen de esta película una delicia para los amantes de las emociones fuertes.

Cosas así, por desgracia, solo se rodaban en los años 70: qué tiempos...

Vicente Muñoz Álvarez

LAS SETAS en casa de CLEO DEL VALLE

lunes, 2 de enero de 2023

CLUB DE LECTURA REGRESIONES: ENCUENTRO CON EL AUTOR.

Muchos me estáis preguntando estos días de qué va Regresiones, mi novela sobre la España y el León subterráneo de los 80, que publicó en 2015 Lupercalia y acaba de reeditar (ampliada) LcLibros. Y no se me ocurre nada mejor para responder a esa pregunta que subir este extenso vídeo en directo del Club de Lectura que Marlus Leon organizó sobre el libro en la Universidad, donde ella, como bibliotecaria y maestra de ceremonias, los lectores y yo, abordamos todas estas cuestiones. Pasen y vean.

lunes, 26 de diciembre de 2022

TIERRA DE NADIE


para el amarillo rojo
y para el morado negro

tierra de nadie

mi única tierra

Vicente Muñoz Álvarez

TE ESPERA LA MUERTE, QUERIDA



DE cómo la religión y el fanatismo pueden ser nuestros peores enemigos y sacar a la luz los más indeseables demonios, nos habla este thriller de Silvio Narizzano, Te espera la muerte, querida (Die! Die! My Darling!, 1965), basado en una novela de Anne Blaisdell, que ha superado con notable la prueba del algodón.

Histriónica y sarcástica, aunque tremenda en su planteamiento, la película de Narizzano, de impecable fotografía, se sustenta sobre todo en el guion de Richard Matheson, retorcido donde los haya, y en la memorable interpretación de Tallulah Bankhead, que por sí sola justifica ya el film y es de las que nunca se olvidan.

Un caserón victoriano, una viuda excéntrica obsesionada por la muerte de su hijo, y la visita de cortesía de su antigua novia, que desata un torbellino de pasiones y situaciones límite, son las principales bazas de esta cautivadora película, otra de las perlas de la Hammer a reivindicar.

Vicente Muñoz Álvarez,
de Cult Movies 2: Películas para la penumbra
(LcLibros, 2018)



viernes, 23 de diciembre de 2022

TRIPPERS FROM THE CRYPT por RODRIGO CÓRDOBA



He hecho tantas cosas en mi vida en lo tocante a la literatura, que la verdad sea dicha, de muchas ya ni me acuerdo: libros, prólogos y epílogos, cientos de presentaciones, jam y lecturas, antologías, entrevistas, ensayos y artículos, festivales, blogs y reseñas, y qué sé yo, a estas alturas de la película, qué más... Pero hay una que tengo siempre presente y jamás olvido: VINALIA TRIPPERS, donde se dieron cita, a lo largo y ancho de más de dos décadas prodigiosas, los mejores cerebros de mi generación.

RODRIGO CÓRDOBA se encargó de dar forma a su segunda época, con joyas como TRIPPERS FROM THE CRYPT, con espectacular portada de Mik Baro, que ahora, como regalo de Navidad y en su memoria, podéis videar y leer gratuitamente en este enlace:


Con el suplemento MASTER OF HORROR añadido:


Cambian los tiempos, los disfraces de los emperadores y los mandarines del reino: los latidos de algunos corazones no.

Salud, Rodrigo.

Vicente Muñoz Álvarez

viernes, 16 de diciembre de 2022

EL LOCO DE LAS SETAS



Tal y como vaticinaban los pronósticos del tiempo ayer, se abrió hoy, tras tantos días de lluvia en mi mundo, una ventana de luz, y a empaparme hasta el fondo de ella salí... Mi Walden secreto, que la semana anterior, entre el orbayo y la niebla, me había parecido siniestro y amenazador, lúgubre y lleno de espectros y aparecidos, hoy era de nuevo, como por arte de magia, pura poesía y ensoñación, todo de ocre y amarillo, luminoso y onírico, un auténtico bosque animado donde cada árbol era un espíritu elemental pletórico de promesas, de revelaciones y símbolos, y así, radiante de sol de nuevo, llegué al pinar escondido, donde las tricholomas y níscalos brillaban como perlas sobre el musgo, pequeños tesoros, milagros de la naturaleza y la tierra... Demasiados hongos quizás -pensé, recordando el visionario ensayo de Handke que leí este verano, intuyendo que no me lo podría quitar luego de la cabeza, El loco de las setas-, pero ya que me ofrecen de nuevo la Copa, vamos brindar por última vez... Y otra cesta que llené, ebrio de serenidad y prodigios, y hasta la furgoneta luego con ella llegué para aterrizar volando de nuevo en mi nido... Ah, los hongos y las setas, los bosques primigenios y eternos, la jara y el musgo y los pinares y robles y encinas, me están volviendo loco, me pregunté, hasta el punto de no salir casi de ellos desde que terminé hace un mes la ruta, no sé, no sé... 

Vicente Muñoz Álvarez

jueves, 15 de diciembre de 2022

REGRESIONES: Prólogo.

 

Los lectores de Vicente Muñoz Álvarez estamos de enhorabuena. Especialmente porque Regresiones puede que sea una de las obras definitivas de su autor. A la altura de su introspección más profunda, El merodeador (Baile del sol, 2007), o de su poemario más imperecedero, Animales perdidos (Baile del sol, 2013). Un punto y aparte en una forma única de entender la creación literaria en nuestro país. Sin concesiones ni estridencias, plagado de coherencia e intensidad, y por supuesto unido a una pasión y a una eficaz inercia muscular del que asume que la literatura no soluciona nada, pero lo cambia todo. Sumado a su ya consabida y siempre rebelde apuesta suicida por la literatura y la vida, entremezcladas en un permanente autobiografismo que persigue cambiar las reglas del juego y nuestra forma de mirar y mirarnos. Un desafío, literario y personal.

Regresiones se convierte pues en una especie de memorias precoces de un tiempo casi mágico. De su infancia en un León gris hecho color gracias a los cómics, las viejas arquitecturas (su relación con la Casa Botines nos recuerda que la realidad puede ser mejor que cualquier ficción), los cromos y las teleseries, a una adolescencia y primera toma de contacto con la música popular (de ese Todo empezó con los Cardiacos a formar parte de Veredicto Final), el cine (un recorrido por las películas eróticas y el terror), el sexo (Dedo es deslumbrante por su sencilla efectividad), la amistad (por estas páginas deambula prácticamente cualquiera que llegara a hacer algo creativo en el León de los 80), el alcohol y la noche, o la propia intuición de la muerte (He estado a punto de morir luego otras veces, supongo que algunas sin saberlo). En un continuo despojarse de elementos innecesarios, tan solo emociones sin coartada, entre la narrativa sobria y el lirismo directo, con el pasado como patio de recreo en el que zambullirse y hallar las respuestas a un presente que confunde o genera desgaste, y en el que autoafirmarse es casi un acto de supervivencia (Ahora disfruto del estigma y la lacra, me singulariza entre el rebaño y me hace plenamente consciente de mi condición).

Mirar atrás y recrearse en los detalles. Con una mirada lúcida y tierna, donde no hay que demostrar absolutamente nada a nadie. Vive tu memoria y asómbrate, afirmación rotunda de Jack Kerouac que Vicente Muñoz Álvarez hace suya aquí como dogma de fe, empeñado, ya desde sus primeras obras, en desenredar la propia vida como una gran maraña de lana, dejándonos presenciar la faena con curiosidad voyeur. Un atractivo tira y afloja con la memoria selectiva, los afectos personales y las distintas instantáneas de una vida que, aunque lejos, parece la de cualquiera de nosotros.

Y por supuesto, Regresiones es un positivo ajuste de cuentas con los héroes y mitos personales de su autor. Una larga lista que recorre con naturalidad lo popular y la alta cultura. Todo un particular muestrario, una guía esencial de esas influencias y pasiones más desatadas. Donde Hulk convive con Malcolm Lowry en igualdad de condiciones, lo que habla a las claras de la apertura mental de una obra y un autor que no cree en los encasillamientos o los lugares comunes. Quizá tan solo disfrutar del recuerdo, paraíso perdido que resulta fascinante desde un presente fabricado de crisis económica y desencanto. Leit motiv último de este viejo refugio atómico desde el que observar el brillo de la bomba. Y al que ha invitado a unos cuantos, convirtiendo el cierre, un epílogo colectivo, en el sincero hermanamiento de una generación que mira lejos.

Un canto a un tiempo que ya no volverá. De ahí su increíble magnetismo, su magia.

Julio César Álvarez

Nueva edición ampliada,
a la venta en la web de LcLibros.



lunes, 12 de diciembre de 2022

ÚLTIMAS PERLAS DEL BOSQUE


Un otoño, ya casi invierno, tocante a setas, como ningún otro recuerdo: desde las primeras perlas del bosque, las de chopo, a finales de septiembre, crujientes y sabrosísimas, pasando por las de pradera, senderuelas, champiñón y de cardo en octubre, las exuberantes y enormes macrolepiotas, los níscalos, las lepistas (violeta y de pie azul) y los deliciosos boletus después, hasta llegar, por último y ya en pleno diciembre, a las más tardías, resistentes a las heladas y al frío, las reinas de los pinares, tricholomas portentosum, con las que llené ayer mismo otra cesta... Maravillosos y relajantes paseos por el monte y el campo buscándolas sin pensar en nada más, en ninguna otra cosa, dejando la mente en blanco, pura meditación y terapia en estos tiempos turbulentos que corren, y estupendas recetas con ellas luego, un festín para el paladar de diversos sabores, texturas y colores... Poco más se le puede pedir al bosque...

Vicente Muñoz Álvarez

domingo, 11 de diciembre de 2022

NO ESTARÁS SOLA

 

Dentro de ese subgénero cinematográfico tan en boga estos últimos años que es el Folk Horror, inspirado por la tradición popular y las viejas leyendas, el panteísmo y la brujería, los misterios de la naturaleza y los cultos paganos, No estarás sola (You won't be alone, 2022), de Goran Stolevski, brilla con luz propia.

Ambientada en un pequeño pueblo de Macedonia en el siglo XIX, más poética que terrorífica, atmosférica que efectista, su película es una fábula siniestra sobre la maternidad y la culpa, la libertad y la redención, que desconcierta por su narración no lineal y la mezcla de registros e influencias que combina, entre el cuento de brujas y el cine de autor, el gore y la poesía, dando como resultado una rara avis inclasificable, capaz de deslumbrar o defraudar, según a qué tipo de público.

No es, desde luego, un film de terror al uso, pese a lo truculento de algunas secuencias, ni de fácil digestión e interpretación, por lo complejo de la trama y la forma de exponerla y desarrollarla, pero sí una película innovadora, perversa y hermosa a la vez, que pese a su ritmo lento y cadencioso, envuelve al espectador en un halo de ensoñación de lo más sugerente.

Su maravillosa fotografía y puesta en escena, sorprendentes mutaciones e impresionantes paisajes y elaborada narrativa, cautivarán a los amantes del género abiertos a nuevas experiencias.

Vicente Muñoz Álvarez

jueves, 8 de diciembre de 2022

RECIÉN LLEGADOS



Y la verdad sea dicha, esta edición de bolsillo en LcLibros ha quedado preciosa: ampliada con un montón de textos inéditos que complementan a la original, y más que nunca con mi corazón al desnudo, Regresiones soy yo en estado salvaje y puro, y la historia del León y la España subterránea de los 80 como nunca antes os la habían contado.

Lo pedís en la web de la editorial
y en pocos días estaré en vuestras casas:



miércoles, 7 de diciembre de 2022

LETRAHERIDOS

 

Cuántas veces lo habré pensado y dicho y me quedará por decir y pensar aún, porque no cesa el aullido, casi a diario lo escucho, tantos colegas del gremio frustrados, decepcionados y hundidos por la literatura, don y maldición... Visto desde fuera, para los que leen, don, sin duda, visto desde dentro, para los que escriben y no alcanzan la cima, la peor maldición... De cómo desgasta y enerva y oprime, de cómo enloquece y desvía, de cómo se lleva la vida y los sueños de los que en ella creen, casi a diario, desde hace tres décadas, por desgracia, doy fe... Y qué tristeza tan grande escucharlo a lo largo del tiempo a docenas, cientos de amigos, cómo fracasan sus libros, que nadie los escucha, que nadie los entiende, que nadie los lee, cuánto esfuerzo invertido y perdido, y cómo lo intentan, tiran la toalla y la recogen, en un bucle infinito, uróboros devorándose a sí mismo, una vez tras otra, una y otra vez... Solo los letraheridos, perros de la lluvia, lo podrán entender...

Vicente Muñoz Álvarez

jueves, 1 de diciembre de 2022

ENTREVISTA EN LA NUEVA CRÓNICA




REGRESIONES en LA NUEVA CRÓNICA



El poeta, escritor, editor y gestor cultural Vicente Muñoz. | MARLUS LEÓN

"En los 80 todo estaba permitido
si era creativo" 

Vicente Muñoz acaba de publicar una edición corregida y ampliada de su emblemática publicación de 2015 ‘Regresiones’, una novela autobiográfica que es también una crónica del León subterráneo y alternativo de los ochenta que vivió una verdadera eclosión cultural.

La Nueva Crónica /Joaquín Revuelta | 01/12/2022

Ante una primera pregunta un tanto imprecisa sobre el género al que pertenece ‘Regresiones’ (Literaturas Com Libros, 2022), su autor, Vicente Muñoz, quiere aclarar que al igual que la anterior ‘Regresiones’ (Lupercalia, 2015) «es una novela de no ficción porque es absolutamente autobiográfica. Casi toda mi obra lo es, pero esta en concreto cuenta mi experiencia entre los 70 y los 90. Arranca cuando soy niño, se centra básicamente en el León de los 80, en la movida musical, etc, y termina más o menos en los 90», señala Muñoz, cuyo libro es una revisión ampliada de la emblemática publicación de 2015. «Han pasado siete años y la editorial que lo publicó, Lupercalia, cerró. El libro se agotó y hoy es prácticamente inencontrable. Durante estos siete años he seguido escribiendo otras muchas cosas, pero hubo bastantes textos que salieron al hilo de este libro. Algunos habían quedado fuera de la primera edición, luego otros los escribí durante este periodo y le iban como anillo al dedo. Creo que es el broche perfecto. Siete años después, como que se cierra un círculo, y quiero pensar que la novela está ahora más completa y definitivamente terminada».

‘Regresiones’ discurre mayormente por el León subterráneo de los años 80, una época que Vicente Muñoz no duda en describir, al menos desde su experiencia personal, como hiperactiva, muy ilusionante y de una creatividad absoluta. «Si tuviera que definirlo en dos palabras diría creatividad absoluta, por la gente que era creadora, obviamente. Había más grupos musicales que nunca, mucha actividad en todos los frentes y un montón de bares alternativos. En los 80 todavía estaba empezando a escribir, pero como bien sabes era músico de una banda de rock, Veredicto Final, por lo que viví en primera persona aquellos años que fueron una locura colectiva a nivel musical. Aparecieron un montón de grupos, desde los más conocidos y que están en la mente de todos, Cardiacos, Deicidas, Positivos, Ópera Prima, Flechazos, hasta muchos otros que como nosotros han dejado algunas grabaciones. Recuerdo salir cuatro veces a la semana a ver conciertos en directo y la verdad es que para un chico de 20 años aquello era realmente fantástico».

El libro se prolonga hasta los 90, una época de mayor normalidad que difería de la efervescencia cultural que caracterizó la década anterior. «Con la llegada de la democracia hubo una eclosión de actividad creativa que no había tenido ni antecedentes ni parangón en cuarenta años. Toda esa actividad eclosionó, por lo menos en las pequeñas capitales de provincia, León incluida, en la primera mitad de la década de los 80. A partir de los 90 todo se normalizó, por decirlo de alguna manera. Esa libertad que nos otorgó la democracia se convirtió en la norma y quizás en los noventa digamos que se consolidaron todos estos parámetros alternativos que habían explotado con un carácter mucho más festivo en los ochenta. A partir de ahí se estandarizó y se hizo norma. Sin embargo a principios de los ochenta, sobre todo cuando empezaron a salir las primeras bandas de la Movida, Siniestro Total, Aviador Dro, Parálisis Permanente, a nivel musical era pasar de los abrigos Loden a las chupas de cuero, de los flequillos yeyé a las crestas de los punkis, a los siniestros y a los góticos. Aquello era básicamente muy muy divertido, al menos para los que lo vivimos en primera línea y bailamos en todos aquellos conciertos de La Tropicana, de La Mandrágora o del Toisón por supuesto».

Vicente Muñoz cree que el nacimiento de la Universidad de León, a finales de la década de los setenta y principios de los ochenta, contribuyó a crear aquel caldo de cultivo en el sentido de que la gente ya no tenía que irse fuera para empezar o terminar sus estudios universitarios. «El principal factor es la presencia. Aquí empezamos a poder quedarnos gente que a partir de los 18 antes no estaba dentro, con lo cual se creó una generación de gente con formación universitaria que pudo apoyar precisamente a todos esos movimientos. También recuerdo, al hilo de tu libro, aunque yo entonces estaba más centrado en la música, las inolvidables sesiones del Cine Club Universitario en Empresariales. Yo recuerdo haber visto las mejores películas de mi vida de aquella época, ‘Tras el cristal’, ‘Angustia’, etc, en aquel cine que tenía algo de culto. No era ir al cine sino a ver ‘Arrebato’ de Zulueta, que era como decir que estábamos empezando una España nueva, que fue realmente lo que sucedió, comenzó una España nueva que en aquellos años se desarrolló en toda su plenitud, con un espíritu totalmente de celebración, festivo, y por supuesto la Universidad contribuyó a consolidar aquel movimiento», sostiene el autor de ‘Regresiones’, que comparte la impresión de que aquel período no se halla suficientemente documentado. «Efectivamente y es muy sorprendente. Aunque me salió del corazón, cuando escribía este libro me sentía de alguna manera cronista de una época. En este sentido ‘Regresiones’ es una novela autobiográfica con aires de crónica. A nivel musical se ha escrito mucho en artículos y se ha hablado mucho de Los Cardiacos, Los Flechazos y otros grupos punteros, pero a nivel literario no hay ningún libro que hable de aquellos años ochenta que fueron absolutamente deslumbrantes. Por eso te digo que escribiendo el libro me sentí cronista, lo primero de aquella movida musical, pero también del León de esa época».

Con los noventa se acabó la fiesta y llegó el desencanto. Así lo reconoce Vicente Muñoz en la última parte de ‘Regresiones’. «Viene a hablar un poco de eso, de cómo toda aquella idea tan libertaria, tan festiva –no sé si es por la evolución natural de cualquier proyecto de este calibre– fue apagándose. Todas las revoluciones culturales se quedan un tanto cortas en cuanto a las expectativas generadas. Y más en concreto la nuestra, porque aquella libertad y aquella creatividad que se dio a partir del año 75 se ha venido abajo. No existe un momento histórico desde entonces en el que estemos más controlados, en el que haya más tabús y absolutamente temas intocables como este presente. Todo lo que hicimos en los ochenta sería prácticamente impensable en estos momentos. Tuvimos la suerte de vivir aquella libertad, para lo bueno y para lo malo, a veces se mal interpretó, otras se aprovechó, pero desde luego nuestro presente no tiene nada que ver con aquellos ochenta, donde todo de alguna manera estaba permitido si era creativo. Por desgracia no se parece a este presente en el que estamos amordazados por la reeducación que nos quieren meter desde las administraciones».

Vicente Muñoz reconoce haber concebido ‘Regresiones’ como «un broche» a la primera edición, «precisamente por esa idea que te he comentado de que me parece una crónica del León subterráneo y alternativo de los 80 y porque me parecía que habían quedado todavía algunas cosas por contar. Esta editorial está reeditando mi obra en prosa, pero ‘Regresiones’ no es una reedición sin más. En realidad es una edición ampliada y revisada, donde he incorporado algunos capítulos que me parecía que en su día no había desarrollado lo suficiente. La idea es que quede ahí y en cierto sentido es un poco mi legado a esta ciudad que centra toda mi obra».


miércoles, 30 de noviembre de 2022

OTOÑO INFINITO


Qué bendición y exageración de setas en el campo este otoño infinito, como nunca antes recuerdo, los bosques llenos de boletus, níscalos y tricholomas, y las praderas bullendo y rebosando de champiñones, pleurotus, senderuelas y lepistas (de pie violeta, recolectadas esta mañana, en la foto) iluminando la mirada, justo ahora, al terminar exhausto la ruta, de vuelta del asfalto y con Babilonia ardiendo detrás, este milagro en la tierra, esta purificación y esta catarsis... Qué cura más grande de bienestar y relax para los cinco sentidos, cuánta hermosura...

Vicente Muñoz Álvarez

martes, 29 de noviembre de 2022

REGRESIONES: Nueva edición ampliada en LcLibros.

 

Regresiones es para los que están y para los que no están. Incluso para los que ni estuvieron. Es un álbum temporal de fotos de otro mundo que no va a volver. Porque, lo bueno, que hubo mucho, son tatuajes en la piel. Unos son besos. Otros, cicatrices. Nunca se quitarán. Pero ahora aparecen en forma de páginas imperdibles y palabras de un francotirador que, lo dice, no quiere disparar a matar. Regresiones es un retrato urbano. Aquí no hay ni una sílaba dedicada a la manida seducción folclórica. Regresiones es una colección de impactos de alcance del día a día. De cuando los mandamientos se resumían en dos, porque nada era relativo: «Vivid en la calle, no paréis en casa», o «La sangre aún me hierve cuando pienso en mi mala suerte». Por ejemplo. Y hay ajuste y expiación en esto que también es un «gracias a la vida».

Pacho Rodríguez

Nueva edición ampliada,
a la venta en la web de LcLibros.



REGRESIONES 2022: Booktrailer.

domingo, 27 de noviembre de 2022

SORTILEGIO DE OTOÑO



La ruta de calzado al fin terminada, Trás os Montes, lleno de diablos y máscaras, melancólico y decadente, en el recuerdo, Híbridos que ya pasó, abrazos y poemas, sonrisas y versos, los que fueron y estuvieron, los que siempre apoyan y los que nunca están, y hoy, con mi chica, ya liberado de obligaciones y cargas, al fin a boletus: el embrujo de los robles y las encinas, de las jaras y el musgo, el bosque animado, nuestro querido Walden particular, y allí, entre la hojarasca y las amanitas muscarias, rojas como la sangre y salpicadas de pequeñas perlas blancas, desafiando a los hombres y al tiempo, un año más, nuestro tesoro: han tardado, nos dijimos abrazándonos, pero aquí están, como un sortilegio de otoño, como un Santo Grial... Pese a los sinsabores y los malos tragos del camino, aquí están: celebremos, mientras dure el viaje, la magia...

Vicente Muñoz Álvarez

VA DE BOLETUS


A MERCED DEL ODIO



DESPUÉS de ¿Qué fue de Baby Jane? y Canción de cuna para un cadáver, ambas de Robert Aldrich, y cerrando una especie de trilogía personal, Bette Davis volvió a interpretar a una anciana desequilibrada y perversa en esta película de Seth Holt, A merced del odio (The Nanny, 1965), menos truculenta que las dos anteriores, pero también llena de macabras sorpresas.

Adaptando a la pantalla grande una novela de Evelyn Piper, la película de Holt se sustenta, como las de Aldrich, sobre la interpretación magistral (aunque aquí más contenida) de Bette Davis, que monopoliza obsesivamente la cámara, y sobre un guion lleno de giros y pistas falsas que desconciertan al espectador.

Muy logrado el suspense y las interpretaciones del resto de actores (en especial la del niño William Dix), pero sobre todo inolvidable el papel de Bette Davis, que una vez más demostró que le iban como anillo al dedo este tipo de personajes atormentados.

Vicente Muñoz Álvarez,
de Cult Movies 2: Películas para la penumbra
(LcLibros, 2018)