domingo, 30 de agosto de 2015

DÍAS SIN HUELLA



Adaptación de la turbadora novela de Charles R. Jackson a la pantalla grande, Días sin huella (The lost weekend, 1945), del polifacético Billy Wilder, es uno de los mejores (si no el mejor) y más despiadados retratos del alcoholismo de la historia del cine.

Un magnífico Ray Milland (actor fetiche del maestro Roger Corman) dando vida a un escritor dipsómano e inadaptado, una ciudad de pesadilla (etílica), una fotografía magistral y un guión milimetrado y redondo, hacen de esta oscarizada película una pieza de coleccionista que, por su vigencia, apenas se ha visto afectada por el paso del tiempo.

Las escenas del delirium tremens de Milland en el hospital siguen impactando y descolocando las vísceras, y el retrato psicológico y emotivo de la vida del alcohólico que Wilder esboza en el film no puede ser más ominoso y aterrador.

Aunque quizás, de cara a cualquier creador, lo más desasosegante que Días sin huella plantea es el bloqueo intelectual que debido al alcoholismo sufre el protagonista, la incapacidad de continuar su obra y la imposibilidad de integrarse en el mundo que le rodea.

Una obra maestra del cine negro de los cuarenta, imprescindible en este top 100 de pelis bizarras.
 

Vicente Muñoz Álvarez, de Cult Movies: Películas para llevarse al infierno (Eutelequia, 2011. LCLlibros.com, 2013).

Trailer in You Tube:


viernes, 28 de agosto de 2015

DEL CIELO



son tardes o noches o días que te iluminan por dentro, las piezas sí encajan, recuperas el norte y el centro y todo vuelve a estar en su lugar... del cielo es el sosiego y la calma, la suavidad y la magia, la nieve en las cumbres, el mar en los ojos, lo que te vuelve a arrebatar... escuchar la tormenta alejarse y no mirar atrás... 

no mirar atrás


Vicente Muñoz Álvarez

photo by Neil Krug

DEL ANSIA



son días o tardes o noches en que algo se descoloca por dentro, no cuadran las piezas, alguna chirría y por más que lo intentes no logra encajar... o son, también, los golpes y los lastres y los estigmas y los remordimientos... del ansia son esos días y no sabes qué hacer con ellos, se estiran las horas, te dispersas, te buscas, te pierdes y vuelta de nuevo a empezar... del ansia son las dudas, las pesadillas, las lágrimas y los malos recuerdos...  

contra ellos lucho

lucho contra ello


Vicente Muñoz Álvarez

jueves, 27 de agosto de 2015

DEL MIEDO



todo o gran parte es lo que te enseñan y aprendes de niño, de eso no hay duda... y yo nací a mediados de los años 60, en pleno régimen de contención, y estudié hasta los 17 en un colegio de curas, y arrastro conmigo, como la bola de hierro de un presidario, aquella escuela del remordimiento y la duda... lo cual, todo hay que decirlo, me ha traído a la larga pensamientos muy filosóficos y profundos, sí, pero también grandes conflictos de identidad... es lo que hablaba más o menos hoy a la luz de este sol que agoniza con alguien a quien respeto y quiero, y es el ambiente en el que a muchos, por desgracia, nos tocó arrancar... esa escuela del miedo en la que tantos crecimos (o el sentimiento trágico de la vida, según Unamuno)... eso, no puedo obviarlo, me ha dado muchas cosas buenas y malas, y sigue de algún modo pasándome factura, eones de expiación difíciles de asimilar... me daba el sol en la cara (pero no con la camisa nueva) y disertaba tranquilo sobre el tema y mi perra Wen me miraba sorprendida y parecía (o yo creía interpretar) que decía: déjalo pasar, Vic, hay otros mundos en este, no más que estar... una mañana de agosto ventosa, un anticipo de azul profundo de otoño, en otra galaxia y otro lugar...


Vicente Muñoz Álvarez

miércoles, 26 de agosto de 2015

DESILUSIÓN



a veces pasa o sucede, así es la vida y hay que aceptarla, pura y simple desilusión... por las cosas, proyectos y expectativas, aspiraciones, propósitos y desengaños, pero sobre todo, y eso es lo peor y lo que más duele, por las personas... a veces sucede y pasa, sí, y llegados a ese punto, fin del trayecto y la noche, nada podemos (ni debemos) ya hacer... se termina la luna de miel, algo se rompe, la magia se acaba, no hay marcha atrás, sobran las palabras y ya nada, aunque nos pese, volverá a ser nunca igual... personas que están y que no están, hojas que caen, estaciones que vienen y van, luces y sombras, lo bueno y lo malo, todo llega y pasa y el ritmo no obstante continúa... no sabes por qué, dónde la clave, el secreto, por qué con unos sí y con otros no ni de quién es la culpa... pregúntale al viento... 


Vicente Muñoz Álvarez


martes, 25 de agosto de 2015

JAULA SIN TECHO



Aún no tengo muy claro qué tipo de película acabo de ver, pero lo cierto es que he disfrutado con ella como un enano y desde ya pasa a formar parte de mi videoteca de culto.

Jaula sin techo (The baby, 1973), de Ted Post: bizarra donde las haya y diferente a todo lo que hasta el momento hayáis visto. 

Para empezar, por la imposibilidad de encasillarla en ningún género, comedia negra, horror, crítica social, thriller, melodrama... De todos tiene un poco, pero en ninguno en concreto se la puede encuadrar. Más bien parece una especie de corte de mangas a todos ellos y una apuesta subversiva por desarrollar uno nuevo. 

El director se recrea a placer con la ambigüedad de la trama, descolocando continuamente al espectador: todo es grave y grotesco, ridículo y serio, disparatado y congruente a la vez... Y remata la película con uno de los giros más sorprendentes que he visto en mi vida y que justifica por sí solo todos sus excesos y desvaríos.

No quiero, de todos modos, decir demasiado al respecto, y os aconsejo que la veáis sin enteraros de más, para que el factor sorpresa no se vea mermado.

Sólo añadir que por filmes así adoro este tipo de cine...

Vicente Muñoz Álvarez

Jaula sin techo (completa) in You Tube:


lunes, 24 de agosto de 2015

DEL INSTANTE



la vida es un hospital donde cada enfermo está poseído por el deseo de cambiar de cama, este quisiera sufrir frente al calefactor, y aquél cree que mejoraría junto a la ventana, me susurra el abuelo Baudelaire al oído, y el tío Bernhard algo semejante también, y con sus palabras repiqueteando en mis ojos de lluvia salgo a la calle esta tarde otoñal de verano y pienso en nevadas y nidos y disfruto anticipando el invierno, igual que en invierno soñaré ya el verano y en primavera el otoño, poetizando siempre los ciclos... la vida, pienso, es así, o más bien la hacemos así, atrás o adelante pero nunca en el instante, y sin embargo el presente es lo único que realmente está aquí, me digo, no tanta poesía, estoy vivo ahora, aún es verano, tengo que cambiar de chip...


Vicente Muñoz Álvarez

domingo, 23 de agosto de 2015

LÁUDANO



algo metafórico
y crepuscular
esta tarde otoñal de verano
fantasmas victorianos
paisajes laguistas
la vida como un sueño
y en el medio de ese sueño
una gota de láudano que cae
y ondas concéntricas
que se expanden
en círculos alrededor
una y otra vez
una y otra vez
hasta desaparecer
serenamente
en la superficie
silenciosa
del lago


Vicente Muñoz Álvarez

sábado, 22 de agosto de 2015

SE JODIÓ EL VERANO



y los días extraños y las amapolas y el otoño que ya casi está aquí, la lluvia amarilla, los amigos de siempre, los animales perdidos, las estaciones que pasan, los nidos y los gemidos, las chimeneas, los buenos latidos y la sangre que es vida, bálsamo eterno para el corazón

lo que fue, lo que es y lo que será:
por ello, sea lo que sea, brindo

sólo los amantes
(del naufragio)
sobreviven

Vicente Muñoz Álvarez

jueves, 20 de agosto de 2015

RELOJ DE ARENA



el ocio para distraernos
el amor para distraernos
el sexo para distraernos
los hijos para distraernos
el alcohol para distraernos
las drogas para distraernos
el deporte para distraernos
viajar para distraernos
el arte para distraernos
la música para distraernos
la religión para distraernos
la televisión para distraernos
el cine para distraernos
consumir para distraernos
escribir para distraernos
leer para distraernos
filosofar para distraernos
meditar para distraernos
frivolizar para distraernos
aparentar para distraernos
alternar para distraernos
evadirnos para distraernos
huir para distraernos

de lo que nos espera
al final

ya sabes


Vicente Muñoz Álvarez

miércoles, 19 de agosto de 2015

CHEMTRAILS



el mundo está enfermo... el mundo está loco y degenerado y podrido... el mundo, al menos tal y como lo hemos conocido hasta ahora, se está definitivamente yendo a la mierda... lo hablaba ayer por la noche en la terraza de un bar con un amigo, la hostilidad del ambiente, la agresividad de la gente, las vibraciones extrañas, la crisis, la guerra, la frustración, el desencanto... todos contra todos, todo violencia, falsedad, todo crueldad, todo veneno... el mundo se va al carajo, pensamos (y nos comentamos docenas de ejemplos para ilustrarlo), se resquebraja, se hunde, naufraga, y no tenemos ni idea de hacia dónde nos lleva... y luego, al llegar a casa, otra conversación por chat sobre lo mismo, y sale entonces a colación la teoría de la conspiración de las estelas químicas, los llamados chemtrails, o cómo nos están fumigando bacterias desde el cielo, una maquiavélica conjura de no se sabe quién contra la humanidad para zombificarnos y volvernos locos y que nos hagamos el harakiri o le volemos la tapa de los sesos a nuestro vecino... esas estelas blancas de condensación que a veces dejan los aviones al pasar, virus y toxinas y bario y aluminio y estroncio... no se sabe muy bien por qué ni para qué, cambio climático, calentamiento y oscurecimiento global, pandemias, nadie se pone de acuerdo, pero la conspiración está ahí... y la gente se está desquiciando y el mundo, definitivamente, yendo al carajo... 

ve apurando
tu copa
amigo


Vicente Muñoz Álvarez

lunes, 17 de agosto de 2015

TOM WAITS (y los perros de la lluvia)



no me canso nunca de escuchar a Tom Waits, mi perro hermano de la lluvia... acudo a él, sobre todo, en los días de nostalgia e introspección, que son mayoría, y sus canciones me teletransportan como por arte de magia a otras realidades paralelas... por qué precísamente él, no lo sé, pero desde el día en que le descubrí, vía Down by Law, siempre está ahí... ha habido otros, por supuesto, pero Waits es especial, de los que nunca me abandonan, de los que me acompañan siempre, tantas y tantas analogías y tanta desesperación... dónde está el norte, parece que nos pregunta al borde del abismo, y nosotros, animales perdidos, no sabemos qué contestar, pero nos hacemos eco de sus aullidos... se me ponen los pelos como escarpias al escucharle, sí, y a él acudo como a una especie de bálsamo de ensoñación, como si todo su dolor se encarnara a borbotones en mí, como si toda su tristeza me hiciera pedazos el corazón, pero necesitando como una droga escucharle... el caso es estremecerme y que algo me erice la piel, ese es el caso...



FREAKS



Apología de lo raro y de lo diferente, de la disidencia y la nueva carne, poética, aterradora y lánguidamente hermosa, La parada de los monstruos (Freaks, 1932), de Tod Browning, es sin duda alguna la película ideal para abrir este listado de cult movies para llevarse al infierno.

Todo en ella es fascinación y arrebato, desde la siniestra e hipnótica ambientación circense que recrea al propio plantel de actores (casi todos freaks de barraca en la vida real), pasando por una historia de marginación, venganza y celos que aún hoy, décadas después de ser filmada, pone los pelos de punta.

Tod Browning (director de otras perlas como Garras humanas, Los pantanos de Zanzíbar o Drácula, de Bela Lugosi) nos regaló en 1932 esta joya deslumbrante y maldita, insuperable en su género y fuente imperecedera de inspiración y gloria para todos los marginales que en el mundo han sido.

Una fábula inmortal sobre la ambición y el engaño, la soledad, el crimen y el castigo, estremecedora y absolutamente moderna, que bajo ningún concepto debería faltar en vuestra videoteca.


Vicente Muñoz Álvarez, de Cult Movies: Películas para llevarse al infierno (Eutelequia, 2011. LCLlibros.com, 2013).

Trailer in You Tube:


sábado, 15 de agosto de 2015

TRAMPAS



la soledad
la primera

sentir que 
no se avanza solo

la amistad
la segunda

pensar que
no es suficiente

y la tercera
el amor

notar que
no va a la par

dónde está
el norte


Vicente Muñoz Álvarez

jueves, 13 de agosto de 2015

NEGRO & AZUL



toda la tarde escuchado Estrange days, hay canciones que se clavan a veces como puñales en el corazón... porque así son mis días, absurdos y extraños, pero por los que penetra a menudo, no sé cómo ni por qué, algún rayo de luz... hoy una jornada complicada y espesa, pero está aquí la Wen, mi perra fiel, suavizando con sus lametazos las horas, y algunos amigos verdaderos también... aunque lo cierto es que ya no sé muy bien nada, todo es un torbellino, una realidad aparte, todo, como siempre, que viene y que va... se ha levantado el viento esta tarde, agita las copas de los árboles que veo a lo lejos por la ventana, se acerca el otoño, los coches, como mamuts que agonizan, cruzan en procesión la autovía, mi corazón late cansado, bombea por inercia sangre en las venas y dentro de mí, afectado por mil voces paralelas, sumergido en un escalofrío azul, se suceden extraños los días... 

que me espera

me pregunto

en la siguiente estación


Vicente Muñoz Álvarez

LA LOCURA



Denisse Sánchez, Garazi Gorostiaga, Berta Mesa Cujean, Mareva Mayo,Princesa Inca, Adriana BC, Anna Genovés, Begoña Callejón, Felipe Zapico Alonso, Dulce Escribano, Mar Benegas, Vicente Muñoz Alvarez, Volúbulis Tres jardines, Jorge Tamatz Juanes (in memoriam), Iván Rojo, Ave Omno Gratia, Alfonso Xen Rabanal, Ana Patricia Periquilla Los Palotes Moya, Mar Cantón, Ernesto Guzman, Esther Eo, Joh Espinosa, Rubén Darío Fernández,Sylvia Ortega, Raquel Delgado, Noelia Oc.

Una antología de Neurótika Books

lunes, 10 de agosto de 2015

VISIONES DE HANK



Se lo debíamos al bueno de Hank. Todos los que nos hemos reunido a brindar sobre su tumba en esta fiesta, y muy en concreto Patxi Irurzun y yo. Para ambos Charles Bukowski fue un flechazo inmediato, un amor a primera vista, acostumbrados a las soporíferas lecturas que durante nuestra adolescencia nos habían recomendado o impuesto. Existía una vida allá fuera, en la calle, al fin de la noche, en los conciertos y bares que frecuentábamos, en el monótono y alienante transcurrir de los días, en los amores rotos y las borracheras, en la locura y en la desesperación, que no reflejaban de ninguna manera todas aquellas lecturas. Y fue precisamente Bukowski (junto a Miller, Céline, Kerouac, Carver y algunos otros), a medida que su obra fue publicándose en nuestro país, el primero que nos habló sin tapujos de esa vida inmediata y próxima, desmitificando con mordaz ironía el papel tradicional del escritor. Hank era un poeta frustrado, pendenciero, bebedor e inconstante, enloquecido, salvaje y espontáneo, que retrataba sin artificios ni grandilocuencias vanas el mundo despiadado en que vivíamos, que escribía en nuestro mismo idioma de peleas y putas, de bloqueos creativos, de zurullos y caspa, de la misma gente y los mismos problemas que a nosotros nos afectaban... Un escritor del mundo real (al menos del nuestro, claro, hay varios y todos en este, y cada uno decide cuál le atrae y a cuál pertenece).

Al margen de la influencia mayor o menor de su obra en la nuestra, fueron Bukowski y algunos otros (a los que tuvimos casi clandestinamente que ir descubriendo) los que nos hicieron en realidad amar la escritura y espolearon nuestra vocación creativa, y no, desde luego, toda la infumable (para un adolescente inquieto) sarta de autores que nos habían vendido de estudiantes como (alta) literatura. Si accedimos después voluntariamente a otras (altas) lecturas, fue debido precisamente a autores como Bukoswki (que nos llevaron a Hamsum, Fante, Céline, Hemingway, Pound, Rimbaud, Whitman...), que nos hablaron en el lenguaje pop(ular) que entendíamos y nos mostraron un camino literario y existencial mucho más próximo y verdadero.

En un recodo de ese camino nos encontramos Patxi Iruzun y yo, y muchos de los autores que homenajeamos hoy a Hank. Corrían los años 90 y la explosión de fanzines y revistas subterráneas y contraculturales del momento había ido poniendo en contacto a muchos escritores de la misma o semejante cuerda, ninguneados sistemáticamente hasta entonces por el aparato logístico de la cultura oficial. Borraska y Vinalia Trippers (o lo que es lo mismo: Patxi y Vicente & trippers, respectivamente), nacidas en plena eclosión del mundo del zine, fueron desde su inicio proyectos y plataformas afines que sirvieron, junto a otras (Ojalatemueras, Monográfico, El canto de la tripulación, Anna Bel Lee) para dar a conocer la obra de muchos autores que habíamos crecido con Bukowski en nuestra mesilla de noche. Casi de modo paralelo, una en papel impreso y otra en la red, ambas publicaciones editaron durante la segunda mitad de los 90 textos de muchos escritores realistas que de una manera u otra habían bebido de fuentes hasta entonces consideradas cultura popular, cuando no directamente cultura basura: el cómic, la televisión, el rock, el porno, el gore... integrándolas en su obra y fundiéndolas en su manera de crear y escribir.

Antologías de relatos como Golpes. Ficciones de la crueldad social (DVD ediciones, 2004) y Tripulantes. Nuevas aventuras de Vinalia Trippers (Eclipsados, 2007), o de poemas como Feroces (DVD, 1997) y Poemas para cruzar el desierto (Línea de fuego, 2004), han ido estos últimos años recopilando la obra de muchos de estos autores, poniendo de relieve la existencia de un discurso literario y crítico muy diferente al que se nos muestra y vende desde las altas esferas.

Cuando hace algunos meses Patxi me habló del concurso homenaje a Bukowski en Borraska, no pude resistir la tentación de dar un paso al frente, proponiéndole una antología en su nombre, para prepararle al viejo una celebración por su sitio. Comenzamos entonces a pedir material, relatos y poemas, a los autores que, sin agotar por supuesto la nómina, nos parecieron más representativos para la ocasión, y poco a poco, en un fascinante proceso de construcción colectiva, las piezas del puzzle fueron encontrando su hueco hasta convertirse en lo que hoy es este libro.

Autores más y menos conocidos (algunos casi inéditos) y un magistral Raúl Núñez (al que David G, siempre presente, convocó desde el lado oscuro) poniendo la guinda al pastel, lanzamos desde aquí reunidos un guiño al bueno de Hank y os invitamos ahora a todos a compartir esta fiesta.

La mayoría de las líneas temáticas de la obra bukowskiana (que por otra parte son relativamente reiterativas y escasas, todo hay que decirlo) han sido aquí de un modo u otro desarrolladas: las mujeres y el sexo, la violencia doméstica, la filosofía de bar, el hipódromo, las peleas callejeras, los trabajos mal pagados, la locura y la muerte y, por supuesto, las resacas y las borracheras, inevitables, claro, en cualquier homenaje a Henry Chinaski.

Ahora bien (y este es un factor importante), cada autor lo ha hecho desde su visión personal, su estilo y punto de vista, que en algunos casos no es, digamos, muy bukowskiano. Todos los aquí congregados tenemos por una u otra razón una deuda con Hank, pero cada cual la ha interpretado y saldado a su modo, a veces incluso poco condescendiente con el pretendido estilo Bukowski.

Frecuentemente suele (des)calificarse a los escritores que reconocen esta deuda como plagiadores del mismo y faltos de universo propio. La obra personal de cada uno de los antologados en este libro (y a ella me/os remito) es una prueba fehaciente de que en la mayoría de los casos esa posible influencia no es más que eso, y de que cualquiera de ellos posee idearios y planteamientos estéticos muy alejados de ese registro.

Pero aquí y ahora, que es donde estamos, nos hemos reunido ex profeso en memoria de Hank, y hemos aportado nuestra visión del mismo para brindar felices y desinhibidos sobre su tumba.

A él, estoy convencido, le hubiera gustado más que cualquier ramo de apestosos crisantemos.

Salud y pura vida allá donde ahora estés, viejo.

Te debíamos esta fiesta.


Vicente Muñoz Álvarez, de Resaca/Hankover: Un homenaje a Charles Bukowski (Caballo de Troya/Mondadori, 2008).

JAMES MARSH

domingo, 9 de agosto de 2015

EN COMPAÑÍA DE LOBOS



Adaptación a la pantalla grande de los relatos de Angela Carter, En compañía de lobos (1984), de Neil Jordan, es una fábula entrañable y onírica, al tiempo que escabrosa y sangrienta, que revisa con elegancia el clásico de Caperucita Roja de Perrault y las narraciones populares europeas sobre licántropos y hombres lobo. 

A través de varias historias sutilmente engarzadas, una abuela (Angela Lansbury) alecciona a su nieta sobre los peligros del bosque y los lobos (de pelo exterior e interior), introduciéndola en un mundo de fantasía poblado por licántropos que acechan en las sombras.

Llena de guiños psicoanalíticos y referencias literarias, surrealista, irreverente y nostálgica, la película de Jordan nos envuelve de principio a fin en un halo de sortilegio y ensoñación, de infancia perdida y erotismo encubierto, que magnetiza al espectador dejándole un regusto agridulce en la boca y un poso de saudade en el corazón.

Una interesante vuelta de tuerca al mito de la licantropía, ideal para videar algún anochecer tormentoso.

Vicente Muñoz Álvarez, de Cult Movies: Películas para llevarse al infierno (Eutelequia, 2011. LCLlibros.com, 2013).


En compañía de lobos (completa) in You Tube:

miércoles, 5 de agosto de 2015

PIEDRAS



están ahí

las palabras

como piedras
en el camino

sueltas
no son nada

juntas
son tu destino


Vicente Muñoz Álvarez


martes, 4 de agosto de 2015

domingo, 2 de agosto de 2015

A MERCED DEL ODIO



Después de las estremecedoras ¿Qué fue de Baby Jane? (1962) y Canción de cuna para un cadáver (1964), ambas de Robert Aldrich, y cerrando una especie de trilogía personal, Bette Davis volvió a interpretar a una anciana perversa en esta película de Seth Holt, A merced del odio (The Nanny, 1965), menos truculenta y efectista que las dos anteriores, pero también estupenda y llena de macabras sorpresas.

Adaptando a la pantalla grande una novela de Evelyn Piper, la película de Holt se sustenta, como las de Aldrich, sobre la interpretación magistral (aunque aquí más contenida) de Bette Davis, que monopoliza obsesivamente la cámara, y sobre un guion lleno de giros y pistas falsas que desconciertan al espectador.

Muy lograda la atmósfera y elegante la fotografía, creciente el suspense y la tensión dramática, y emotivas las interpretaciones del resto de actores (en especial la del niño William Dix), pero sobre todo inolvidable y de escuela el papel de Bette Davis, que una vez más demostró que le iban como anillo al dedo (a aquella edad) este tipo de personajes atormentados.

Que ustedes la disfruten.

Vicente Muñoz Álvarez

Trailer in You Tube:


martes, 28 de julio de 2015

REGRESIONES: MERRY PRANKSTERS (y 19): Toño Benavides.


Nosotros que aún no tenemos padres de este siglo y están muriendo. Nosotros: diáspora de trovadores, delito menor a punta de palabra, capitanes de ascensor al opio de una estrella que se apaga en el pasado. Nosotros, aún con el viento de las bicicletas en la cara, nos quedaremos a vivir en tu casa. Tu casa con sus torres de plata y sus mil habitaciones voladoras. Tu casa de sombras, música y maniquíes. Tu casa a cielo abierto donde llueve con la fuerza de la infancia.

Miraremos al exterior a través de sus ventanas en busca de todos los juguetes que perdimos. Creeremos de nuevo en las leyendas de patio de colegio. Temeremos al monstruo de lo desconocido, al marciano de los cromos, al demonio de los desvanes y, mientras escuchamos el mar en la caracola invisible de tu memoria, volverán a bifurcarse hasta el infinito aquellos caminos que hemos olvidado.


Toño Benavides, en Regresiones (Ed. Lupercalia, 2015).

Photo by Santos Perandones.



lunes, 27 de julio de 2015

EL TIEMPO DE LOS ASESINOS según Ballerina Vargas Tinajero.



Ayer terminé de leer EL TIEMPO DE LOS ASESINOS, de Vicente Muñoz Alvarez. El libro recoge unas acertadísimas y breves semblanzas de algunos escritores malditos: J. K. Huysmans, H.P. Lovecraft, Louis Ferdinand Céline, Dylan Thomas, Kerouac, Bukowski..., entre otros. Lo que más me gusta es que habla desde el conocimiento y el amor a las buenas historias, sin "eruditeces" como yo llamo a los alardes de conocimientos vacíos con los que algunos autores adornan sus escritos sobre otros. Mientras leía el libro, me daba la sensación de estar en una barra de bar hablando de literatura con un buen amigo. Alguien que lee sin prejuicios y que sabe de lo que habla porque lo ama. Una pega: se me ha hecho corto.

Ballerina Vargas Tinajero


Ebook en LcLibros.com


THOMAS DE QUINCEY

domingo, 26 de julio de 2015

THE SACRAMENT



Vaya por delante que, al menos hasta ahora, no soy muy fan de Ti West, sus películas me han parecido casi todas (salvo The House of the Devil) insulsas y bastante aburridas, y la acreditación de maestro que muchos le otorgan, de momento, no la comparto.

The Sacrament (2013), sin embargo, me ha parecido una buena película, bien montada y estructurada, con un ritmo menos espeso que el de sus anteriores trabajos y muchos ingredientes, guion, interpretaciones y escenografía, que la hacen apetecible.

Aunque lo que no comprendo es cómo no se hace referencia en los créditos o en la propia película a los hechos reales en que está inspirada, la masacre de Jonestonw, y en su antecesora directa, Guyana: el crimen del siglo (1979), de René Cardona Jr.

Bajo el formato (explotado ya hasta la saciedad) de falso documental, West reproduce casi fielmente el suicidio colectivo de Guyana (que se cobró la vida de 912 personas en 1978, incluido el propio Jim Jones, líder de la secta del Templo del Pueblo), cambiando sólo algunos detalles que para nada desdibujan la realidad.

Para mí, y sin que ello desmerezca su mérito, The Sacrament es un remake de la película de Cardona (que personalmente me gusta más), con algunas pequeñas variantes, inspirada en ese trágico suceso.

No obstante, a mi juicio, la mejor película de Ti West hasta la fecha, y un motivo de peso para seguir en lo sucesivo su trayectoria.

Vicente Muñoz Álvarez

Trailer in You Tube:


viernes, 24 de julio de 2015

SEVENTY BLUES



qué 70
tan tremendos

qué 80
más horteras

qué 90
tan insulsos

y qué XXI
más prosaico

vuelvo
al origen


Vicente Muñoz Álvarez

AGRIMENSOR KU



pierdes el tiempo

midiendo los versos

la vida pasa


Vicente Muñoz Álvarez

miércoles, 22 de julio de 2015

PRÉNDELE FUEGO



la vida
se complica
a veces

pienso

y un Ángel*
(más negro que la noche)
me susurra

préndele fuego*


Vicente Muñoz Álvarez

* Ángel Álvarez Caballero
* en Los planos de la demolición

SAGA



cómo pasa el tiempo
cómo cambia todo
cómo caen las hojas
los años los recuerdos
cómo nos desgastan
cuánto nos reflejan
dónde lleva esto
cómo vienen otros
y qué lejos ya aquello

no lo asimilo


Vicente Muñoz Álvarez

PARENTS ON THE ROAD

lunes, 20 de julio de 2015

POESÍA AUTOBIOGRÁFICA



la vida
y la poesía

la poesía
y la vida

o qué debemos
(al margen de las vísceras)
poetizar

qué de ti
le interesa
a los otros

cómo
les refleja

en qué
se identifican

qué hace
que lo tuyo llegue
(y le sirva de algo)
a los demás

a base
de intentarlo

vamos
aprendiendo


Vicente Muñoz Álvarez

REGRESIONES según Jorge M Molinero.



Entrar en A pie de página es un peligro.

Me acompañan buenos amigos además de referentes, un desconocido y un empecinamiento de Señorans.

Empiezo por el de Vicente Muñoz Alvarez. Cierto reparo, la temática a priori no me llama; sus recuerdos de la niñez y adolescencia no sé si me lograrán enganchar. Pero a pesar de 10 años de diferencia, él es my generation, León es igual de provinciana que Valladolid, sus miedos mis miedos con distintos collares muchas veces. Su ansia de libertad, su tristeza al no poder exprimir todo el jugo de la juventud. Hago mía incluso su "saudade" crónica. Es mi hermano mayor, el que me enseña la música y el cine, el que me fascina con los pósters de su habitación, el que deja escondidas y me da pistas de dónde están las revistas porno.

Su vida, sus regresiones, al final, son las mismas, las mías y las tuyas, él nos presta unos escenarios y las armas para que todos regresemos al pelo largo.


Porque
Siempre sabe
arañarme el alma
como pocos
consiguen.
Porque es espejo,
Gracias hermanito.
Gracias, Vicente.

Jorge M Molinero

PASCAL LAUGIER

domingo, 19 de julio de 2015

EL DIABLO SE LLEVA A LOS MUERTOS



Una vez más, el grandísimo Mario Bava dándolo todo en pantalla: erotismo, psicodelia y sangre, inquietantes maniquíes (sello inconfundible de la casa), una historia delirante y trágica, una atmósfera que parece salida de un viajecito de tripi bien cargado y el mismísimo Telly Savallas oficiando de maestro satánico de ceremonias (por supuesto, con su Chupa Chups).

En El diablo se lleva a los muertos (La casa dell'essorcismo, 1973), Bava riza si cabe aún más el rizo respecto a su filmografía anterior, situándonos en un Toledo de pesadilla e introduciéndonos en una trama particularmente espectral, donde no faltan misas negras y orgías, crímenes maravillosamente orquestados y truculencias de todo género y tipo. Aunque en el fondo el argumento aquí sea lo de menos, eclipsado por una puesta en escena deslumbrante y barroca que destila buen hacer y genialidad por los cuatro costados.

Otra obra maestra del cine de horror setentero, que entusiasmará sin duda alguna a los amantes del género.

Vicente Muñoz Álvarez, de Cult Movies: Películas para llevarse al infierno (Eutelequia, 2011. LCLlibros.com, 2013).

Trailer in You Tube:


sábado, 18 de julio de 2015

jueves, 16 de julio de 2015

EL ASCO



el asco es
lo frívolo
lo ridículo
lo falso
lo insustancial

el asco son
las máscaras
los disfraces
lo hipócrita
el carnaval

el asco es
lo fingido
lo impostado
lo grotesco
lo superficial

el asco es
este mundo
podrido

y sobre todo es

que sea mejor
callar


Vicente Muñoz Álvarez

miércoles, 15 de julio de 2015

EL HERMAFRODITA




Le vi por vez primera en el interior de un carromato. Junto a otros de su especie exhibía impúdicamente su vergüenza procurándose el sustento. Se decía que algunas parturientas modelaban desde su propio seno sus horrores para venderlos al nacer. Niños bicéfalos y acéfalos, gemelos unidos por la frente, potros con cabeza humana, seres medio hombre medio puerco, mujeres con cinco manos, con serpientes en la espalda, con apéndices vivientes y pezuñas de cordero, se unían en un gremio malsano para explotar dolosamente su desgracia.

Él, en cambio, era un hermafrodita enigmático y hermoso. Condensaba en su ser todo lo sublime, el misterio original del Demiurgo y la Creación. Y aunque a todos parecía repugnar, ejercía sobre mí un magnetismo inconciliable. Durante algunas semanas fui a verle todas las mañanas en aquel sórdido museo, agasajándole y mostrándole mi admiración. Después él también se enamoró y huyó conmigo de aquel antro fantasmal. Así comenzó una comunión perfecta cuya miel nos deleitó durante meses. Hasta la noche en que, consumido por los celos, terminé con su existencia ambigua al sorprenderle yaciendo consigo mismo en una contorsión repulsivamente obscena.


Vicente Muñoz Álvarez,  de Marginales (Excodra Editorial, 2015)



lunes, 13 de julio de 2015

REGRESIONES según David Vázquez.


Una colección de cromos es el ejercicio que realiza Vicente Muñoz Álvarez en este Regresiones. O como bien dice Julio César Álvarez en el prólogo: "Regresiones se convierte pues en una especie de memorias precoces de un tiempo casi mágico". En él se recorre un álbum que va desde la infancia hasta el presente.

No hace falta en ningún caso ser leonés o haber vivido en aquellos años en la capital del frío. La universalidad de los textos permite cambiar nombres de amigos, personajes o bares y releer el libro haciéndolo propio, robando los recuerdos del autor para convertirlos en los de uno.

Encontramos también en esta obra dos libros distintos: por un lado, el de los recuerdos de infancia y adolescencia en los que cualquier lector, incluso con una diferencia de edad con el autor, puede verse reflejado, en mi caso, uno vivió los últimos coletazos de esa manera de crecer. Y dos, el manual de autores y referencias (contra)culturales que proporciona.

No se puede resumir mejor que como hace Pancho Rodríguez en la contraportada: "fotos de otro mundo que ya no va a volver".


David Vázquez

domingo, 12 de julio de 2015

CULT MOVIES: Películas para la Penumbra.



al fin he terminado Cult Movies: Películas para la Penumbra, la continuación de Cult Movies: Películas para llevarse al Infierno, que editó en papel Eutelequia en 2011 y en ebook LcLibros.com algo después

132 reseñas de filmes desconocidos para la gran mayoría, que por una u otra razón merecen, a mi juicio, ser considerados hoy en día "de culto"

cuatro años me ha llevado terminarlo, y miles de películas en mis retinas, de entre las cuales he reseñado las 132 que reúne este libro

espero que no tarde mucho en salir y que sea de vuestro agrado 

el prólogo, de Jesús Palacios, y el epílogo, de Juanjo Ramírez Mascaró

felices pesadillas


Vicente Muñoz Álvarez



sábado, 11 de julio de 2015

HOWL



párate 
y observa

sólo
un momento

mira bien
a tu alrededor

y ahuyenta
el miedo

dime qué es
lo que ves

y aúlla
luego


Vicente Muñoz Álvarez