lunes, 2 de enero de 2017

EASY RIDER



La road movie total y el film más beat y libertario del movimiento hippie, Easy Rider (Buscando mi destino), del controvertido actor, director y guionista norteamericano Dennis Hopper, mantiene intacta su frescura y su mensaje subversivo y revolucionario pese al paso del tiempo.

A quien le vaya el rollo de los acid test y los alegres bromistas, la Ruta 66, el flower power, las chopper, las comunas y el born to be wild, le arrebatará para siempre esta película, estandarte de una época y un modo de vida independiente, insurgente y auténtico.

Sin desperdicio de principio a fin, con una banda sonora inolvidable y grandiosa (Hendrix, los Byrds, Dylan, Steppenwolf, etc), un reparto estelar (Peter Fonda, Dennis Hopper y Jack Nicholson en su mejor momento), un insuperable Laszlo Kovacs a la fotografía y un guión del todo lisérgico y existencial, Easy Rider es una metáfora del sinsentido y la necedad humana, de la carretera como terapia y símbolo de libertad y de la búsqueda sin brújula y a ciegas de nuestro propio yo escindido.

Fatalista, legendaria y magnética, y el canto de cisne definitivo de la contracultura y el free living.

Vicente Muñoz Álvarez, de Cult Movies: Películas para llevarse al infierno (Eutelequia, 2011).

Trailer in You Tube:


No hay comentarios:

Publicar un comentario